Condenan al 'Cicuta' a 77 años por cometer 28 delitos con 20 menores

Fotografía de Abel usada en su perfil de Facebook./
Fotografía de Abel usada en su perfil de Facebook.

El abogado defensor recurrirá la sentencia en el Supremo, mientras Abel M.C. cumple nueve meses en prisión

SERGIO LORENZOCáceres

Ya hay sentencia. Abel M. C., conocido como 'el Cicuta', ha sido condenado por la Audiencia Provincial de Cáceres a 77 años de prisión por cometer 28 delitos, en los que las víctimas son 20 menores de edad.

Según la sentencia, Abel ha cometido siete delitos de agresión sexual, 10 de utilización de menores para elaborar material pornográfico, una agresión sexual en grado de tentativa, ocho delitos de coacciones en grado de tentativa, uno de exhibición de material pornográfico a menores, y otro de difusión de material pornográfico en los que aparecen menores.

Algunos de los jóvenes a los que convirtió en víctimas los conocía por entrenar en los campos de fútbol que hay cerca de su casa, en Las 300, en donde él ayudaba en los entrenamientos y en los que también jugaba. Desde hace bastante tiempo pertenecía a equipos, sobre todo de fútbol sala, jugando normalmente de portero.

Abel utilizaba las redes sociales para entrar en contacto con numerosos menores, tenía una cuenta abierta en Tuenti en donde se hacía pasar por una joven con el nombre de Mariam. Escondido tras este personaje ficticio, hablaba con los menores de sexo, sobre la posibilidad de tener relaciones sexuales, proponiéndoles en algunas ocasiones hacer un trío. La falsa Mariam les mandaba una fotografía de una joven desnuda a la que no se le veía bien la cara, y le pedía una foto en la que él también se mostrara desnudo. Una vez que tenía la imagen del joven le obligaba a acudir a una cita, indicando que si no iba pondría la fotografía en las redes sociales para que la vieran su familia y amigos. Algunas de las relaciones tenían lugar en edificios, en los cuartos de los ascensores.

La Policía Nacional pudo detenerle el 24 de enero de este año, gracias a que uno de los menores coaccionado se lo dijo a su padre, y fueron a denunciar los hechos a Comisaría. Los agentes comprobaron que Abel había contactado con más de 300 menores, sospechando que había abusado sexualmente de 22 menores, de edades comprendidas entre los 13 y 17 años.

El juicio comenzó el pasado 3 de octubre, y se ha desarrollado durante dos semanas, siendo la Audiencia Provincial y la fiscalía especialmente cuidadosos en que no trascendiera a la opinión pública la identidad de los menores. La acusación pública pidió una condena de 221 años, mientras que el abogado defensor, Miguel Castro, solicitó la absolución ya que Abel aseguraba que sólo había tenido relaciones sexuales con dos menores, pero al pensar que tenían más de 18 años. Durante el juicio han sido 33 los menores que le acusaron, pero en el caso de 13 el tribunal no ha encontrado pruebas contundentes contra Abel.

La defensa ha asegurado que recurrirá la sentencia en el Tribunal Supremo, que decidirá dentro de un año, tiempo en el que 'el Cicuta' seguirá en el centro penitenciario.

La sentencia de la Audiencia indica que por imperativo legal, el máximo tiempo posible de cumplimiento efectivo será de 20 años de prisión, pero acuerda que para los beneficios penitenciarios, los permisos de salida, la clasificación en tercer grado y el cómputo de tiempo para la libertad condicional deberán referirse a la totalidad de las penas impuestas, los 77 años.

La sentencia también obliga a Abel M. C. a participar en programas formativos de educación sexual durante un periodo de 10 años una vez que finalice el cumplimiento de la pena de prisión.

En concepto de responsabilidad civil, el tribunal recalca que debe pagar a doce menores un total de 79.700 euros en concepto de indemnización por los daños que les ha causado. La indemnización mayor es de 22.000 euros.