Los vecinos de varias calles de Badajoz dicen que las nuevas led no alumbran lo suficiente

La avenida Manuel Rojas Torres ha quedado poco iluminada. :: c. moreno/
La avenida Manuel Rojas Torres ha quedado poco iluminada. :: c. moreno

El problema es más grave en las avenidas amplias con árboles que impiden que esta iluminación, que se refleja menos, llegue al suelo

Natalia Reigadas
NATALIA REIGADASBadajoz

Las led han llegado a Badajoz para quedarse, pero no les gustan a todos los vecinos. Después de unas semanas, hay numerosas calles donde se quejan porque aseguran que esta nueva tecnología no ilumina lo suficiente. La mayor parte de las denuncias proceden de avenidas amplias, como la Ronda Norte, Carolina Coronado o María Auxiliadora, y de parques.

El Ayuntamiento de Badajoz ha invertido 10 millones de euros en cambiar el 85% de las farolas de la ciudad por luces led. El 15% restante ya se había sustituido con anterioridad, por lo que en la actualidad las 22.000 luminarias con las que cuenta la ciudad son de esta nueva tecnología.

Tras el cambio, por tanto, Badajoz cuenta con el mismo número de luces que antes de que se realizará la inversión. El Consistorio pacense asegura que los ratios de iluminación a nivel del suelo son los mismos, es decir, que las calzadas y las aceras están igual de alumbradas. El problema es que la luz azul de las led, a diferencia de la amarilla, no se refleja tanto. Esto hace que las nuevas farolas no dispersen su luz hacia las fachadas ni otros elementos. Al no reflejarse, si hay un obstáculo, como un árbol, el foco no llega hasta el suelo.

«Vas a coger el coche y no eres capaz de meter la llave en la cerradura», se queja un vecino

Esto ha provocado que haya calles en la ciudad, especialmente las que cuentan con arboledas, que se han quedado casi a oscuras. «Esta avenida ya era peligrosa, siempre lo hemos dicho. Porque los coches van rápido y en las rotondas hacen rally, pero ahora es mucho peor», se queja Manuel Alfaro, vecino de la avenida Manuel Rojas Torres. La vía principal de Ronda Norte, asegura este pacense, ha quedado muy poco iluminada tras el cambio de luminarias a tecnología led. «Está muy bien que se ahorre dinero, pero aquí se va a matar alguien, se van a llevar a un peatón por delante porque no lo van a ver».

El concejal de Alumbrado, Jesús Coslado, ya predijo durante la instalación de las led que podría haber algunas quejas de los vecinos tras la primera impresión. «La gente va a detectar que la iluminación ha cambiado. La primera sensación que van a tener es que los edificios no están iluminados y van a pensar que hay menos luz. Pero no es así. Los ratios de iluminación a nivel de suelo se mantienen, que es lo importante. Y se deja de contaminar», indicó el edil.

Algunos vecinos, sin embargo, reclaman que si las led no cumplen la misma función debe colocarse un mayor número de luminarias. Lidia Rúa, residente en San Roque, pide que no dejen la avenida Manuel Rojas así. «Tienen que buscar otra solución, pero que no sea arrancar los árboles. Tendrán que poner más focos, quizá colgados en el centro de la avenida, desde las rotondas o como sea, pero no se puede quedar así. Es un peligro».

En San Roque también hay quejas de los vecinos debido a la falta de iluminación en la calle Isidro Pacense. Ocurre lo mismo, las farolas coinciden con los árboles y la luz no atraviesa la copa.

En San Fernando tampoco están contentos. «Dijeron que era lo mismo, que era mejor, pero esto no ilumina ni la mitad. Vas a coger el coche y no eres capaz de meter la llave en la cerradura. No se ve nada», se lamenta Lucas Baltasar, vecino de esta barriada. Se refiere a la vía principal, la avenida Carolina Coronado.

Así mismo, hay quejas de los vecinos de San Fernando sobre el parque que lleva el mismo nombre. El cambio de luminarias en el entorno, aseguran, ha dejado los columpios y las zonas interiores, completamente a oscuras. «No tenía mucha luz, pero ahora ya no tienen nada de nada», alerta Mari Luz Sánchez, que suele bajar a esta zona verde a jugar con sus hijos.

En el Parque de San Fernando hay pendiente una reforma dentro del Plan de Impulso de la Economía Local, una inversión de 250.000 euros para rehabilitar la zona. Los vecinos esperan que esta obra incluya una mejora de la iluminación.

En Suerte de Saavedra también han mostrado su descontento con la instalación del nuevo sistema de luminarias. En el caso de este barrio, el mayor problema está en la plaza Miguel Delibes. Los vecinos aseguran que la zona ha quedado prácticamente a oscuras y en este caso señalan que el problema es que las farolas son demasiado altas para la potencia con la que cuentan las led. Eso provoca que apenas llegue luz al suelo.

Los residentes del paseo de la Radio, en el Cerro de Reyes, tampoco están contentos con el cambio. «No se ve nada. No da seguridad. A las diez de la noche parece que estás en plena madrugada. Da miedo», se lamenta Jacinta Barba, residente de la zona. También en el Cerro de San Miguel, los vecinos piden mayor iluminación en el parque de la calle Los Brezos, un espacio verse muy usado en esta zona.

Algunas zonas de la avenida de María Auxiliadora también permanece casi a oscuras por la noche, por lo que resulta complicado caminar por las aceras.

¿Cuánto se ahorra?

Frente a los problemas que denuncian algunos vecinos, la tecnología led tiene su mayor ventaja en el ahorro, energético y económico. El Consistorio pacense calcula que se ahorrará 500.000 euros al año gracias a esta tecnología. Además, en el futuro este ahorro será mayor. Una vez amortizado el crédito de 10 millones de euros que se ha pedido para comprar las luminarias, la factura de la luz de la ciudad bajará un 70% de golpe.

 

Fotos

Vídeos