Los vecinos de Santa Marina sufren malos olores por la obra de un colector

Un trabajador ayer en la obra del colector de Santa Marina. moreno / C.

Los propietarios de ocho bloques de la avenida están renovando las tuberías de desagüe de las aguas residuales

M. F. R. BADAJOZ.

«No hay quien pare. Es insoportable el olor que sale de ahí y que se mete en las casas», se queja Sonia Álvarez señalando la obra que tiene anulado un tramo de la acera de la avenida Santa Marina, a la altura del cruce con Colón.

Los trabajos comenzaron hace una semana para sustituir el colector de aguas residuales, que afecta a una comunidad de vecinos de ocho bloques de los antiguos grupos José Antonio, que son los que están sufragando la obra.

Los malos olores que brotan del suelo se deben precisamente a que ahora los trabajadores están excavando para hacer las primeras localizaciones del viejo colector. Por este motivo se está levantando primero el acerado por tramos, dejando al descubierto las aguas sucias, que es lo que destila el mal olor que estos días les toca sufrir a los vecinos.

«¡Como para abrir las ventanas! Y es una pena porque estamos teniendo días muy fresquitos, pero el olor que entra no se puede soportar», añade esta vecina de Santa Marina.

Obras todo el verano

Este no es el único inconveniente. Parte de la acera de la avenida estará inutilizada durante todo el verano por las obras, ya que se espera que se prolongue entre dos y tres meses, según confirmaron los propios operarios.

La envergadura de la obra reside en que dado que el actual colector se ha hundido, hay que renovar un tramo de 200 metros con tuberías nuevas para las aguas residuales.

Temas

Badajoz