Los vecinos del Cerro de Reyes temen nuevos accidentes si no se vacía la casa que se derrumbó

Objetos acumulados en la azotea. En la esquina inferior derecha, la zona que se hundió. /Pakopí
Objetos acumulados en la azotea. En la esquina inferior derecha, la zona que se hundió. / Pakopí

Urbanismo no permitirá ocupar el inmueble hasta que sea limpiada la azotea y haya garantías de que no se producirán más desplomes

Evaristo Fdez. de Vega
EVARISTO FDEZ. DE VEGABadajoz

El jefe del Servicio de Control y Disciplina Urbanística del Ayuntamiento de Badajoz, Enrique López, ordenó este miércoles el precinto de la vivienda del Cerro de Reyes en la que murió el martes una mujer al desplomarse parte de la azotea.

La decisión fue tomada después de realizar una segunda visita al inmueble, que se encuentra en la calle Marqués de Casas Cagigal, en las proximidades de la antigua parroquia de la barriada.

Más información

López explicó que no cabía otra opción después de comprobar que se trata de una vivienda antigua en cuya construcción se utilizaron unas viguetas y un forjado que no garantizan la seguridad. Por este motivo se ha puesto en marcha un expediente de ruina parcial que impide por el momento la ocupación de la vivienda.

Ese procedimiento exige ahora a la familia contratar a un técnico que estudie la situación de la casa y proponga medidas correctoras –entre ellas el apuntalamiento– para garantizar que no hay peligro de nuevos derrumbes. «Como está la casa no se va a caer, pero antes de ocuparla hay que tomar medidas», resumió López.

Esos detalles fueron comunicados a los hijos de Francisca García González, la mujer de 85 años que murió sepultada. La octogenaria se vio sorprendida cuando se encontraba en la salita más próxima a la calle, mientras que los dos hijos que vivían con ella salvaron la vida porque estaban en otra zona del inmueble.

Los vecinos de la calle Marqués de Casas Cagigal se mostraron este miércoles consternados por lo sucedido y pidieron una rápida respuesta para que la familia afectada por este accidente pueda recuperar la normalidad.

Alfonsa Reyes y Antonio Garrancho temen otro derrumbe.
Alfonsa Reyes y Antonio Garrancho temen otro derrumbe. / Pakopí

Además, exigen que se haga una limpieza a fondo de esta casa en la que se acumulan varias toneladas de objetos rescatados de la basura.

Antonio Garrancho y Alfonsa Reyes, el matrimonio que vive en una de las casas que están justo al lado, alertan del peligro. «El martes por la noche llenaron tres camiones pero con lo que hay dentro pueden llenar otros ocho o diez».

Estos vecinos explicaron que en esa vivienda entraron hace pocos meses los bomberos para retirar una chapa y también un equipo médico que decidió sacar a la anciana para atenderla fuera «porque dentro era imposible estar». «No entendemos por qué nadie ha informado de cómo estaba la casa».

Desde el Ayuntamiento se afirmó este miércoles que los Servicios Sociales desconocían la situación en la que vivía esa familia. Los hijos de Francisca han sido alojados de forma temporal en un hotel.