Una vecina del Cerro de Reyes pide una solución a las inundaciones de su casa

Una vecina del Cerro de Reyes pide una solución a las inundaciones de su casa

Tras diez años de problemas con el agua que viene de la calle, la afectada culpa a Aqualia y la empresa estudia su responsabilidad

CANDELA CARMONABADAJOZ.

Francisca Gastón Méndez, una de las vecinas de la calle Italia, en el Cerro de Reyes, sufre inundaciones en el sótano de su casa desde 2009. Teme que el agua afecte a los cimientos y pide una solución, aunque la empresa concesionaria de las redes de agua en la ciudad, Aqualia, asegura no haber encontrado nada que indique que la responsabilidad sea suya.

Francisco Gastón asegura que Aqualia es la responsable del problema y que no lo ha solucionado a pesar de las muchas denuncias que ha realizado. «He hecho muchas reclamaciones, pero no arreglan el problema. No encuentran la avería y mi seguro del hogar no puede hacerle frente porque dicen que es algo que viene de la calle. Es agua potable, por lo tanto es un problema de la empresa responsable del agua de la ciudad», declara.

Sin embargo, Aqualia aseguró ayer que han estudiado cada denuncia que ha puesto durante años y que en ningún caso ha encontrado problemas que sean de su responsabilidad. Actualmente analizan la última queja. En estos días revisan la zona con varios sistemas de búsqueda de fugas, chequean los elementos de la red de agua limpia en su calle y realizan varias catas en la red cercanas a su casa. Pero, inciden, hasta el momento no han dado con la tecla que explique las filtraciones de agua a su sótano. En la imagen que acompaña esta información se pueden ver las marcas de agua en la habitación subterránea.

«Estoy cansada de que no encuentren una solución. Tengo que vaciar el sótano con cubos todos los meses»

Tras presentar todo tipo de documentación ante el Ayuntamiento, Francisca no ha conseguido que la ayuden. Por eso tiene miedo de que su vivienda termine cayéndose por los daños que las continuas filtraciones de agua pueden infringir a su casa.

«Después de diez años de inundaciones los cimientos de mi casa están cediendo. A este paso, tendré que esperar a que se me caiga la casa encima para que hagan algo», afirma.

Lleva años pidiendo que el Ayuntamiento arregle esta situación. La acera de uno de los tramos de la calle ha sido levantada para encontrar el origen de estas inundaciones, pero no lo han detectado. «Vinieron a ver cuál era el problema, estuvieron alrededor de seis horas y cortaron la luz. Después de todo este tiempo tampoco encontraron nada. No sé cuánto tendré que esperar», declara. «En otros barrios de Badajoz encuentran las averías inmediatamente y aquí, en Cerro de Reyes, no. Estoy cansada de que no encuentren una solución porque para mí es un gran problema. Tengo que vaciar el sótano con cubos de agua todos los meses», atestigua.