Investigado un mecánico de la ITV de Badajoz que cobraba por obviar deficiencias en la inspección

Estación de la ITV de Badajoz. :: casimiro moreno/
Estación de la ITV de Badajoz. :: casimiro moreno

Certificaba con informe favorable la revisión de vehículos con grandes deficiencias | Otras dos personas, que actuaban como cómplices captando conductores, están siendo investigadas

José M. Martín
JOSÉ M. MARTÍN

Un turismo que circulaba por Badajoz emitiendo gases, hasta el punto de impedir la visión del resto de usuarios de vía, fue el punto de inicio de unas pesquisas policiales que han terminado con tres personas, todas vecinas de la capital pacense, investigadas por falsificación documental y cohecho.

Una de ellas es un mecánico de la estación de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) de Badajoz, quien, supuestamente, emitía informes favorables a cambio de dinero o regalos. Los otros dos implicados participaban en la trama captando a conductores, por lo que también recibían gratificaciones económicas.

La investigación, que han llevado conjuntamente agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local, se ha podido desarrollar satisfactoriamente gracias a la colaboración de los responsables de la estación de Badajoz. Esta participación ha sido fundamental a la hora de averiguar la identidad del empleado que certificaba favorablemente los vehículos que presentaban sus cómplices. Las referencias al mismo mecánico en los documentos de las inspecciones han facilitado su identificación.

Se han certificado dos casos, pero los agentes creen que la operación se repitió en varias ocasiones

Por el momento, los agentes han podido constatar dos casos en los que el trabajador de la ITV ha dejado pasar deficiencias graves y, por tanto, aprobado el examen técnico de forma inadecuada en los vehículos inspeccionados. En ambas ocasiones los aspectos que deberían haber imposibilitado la circulación eran tan evidentes que se detectaban a simple vista. Sin embargo, existen sospechas fundadas de que la operación se haya repetido en otras ocasiones.

La labor policial se inició el pasado mes de agosto al detectarse un turismo que emitía un elevado volumen de gases. El conductor, uno de los ahora investigados, mostró la tarjeta de inspección técnica en la que se demostraba que había pasado la ITV de manera favorable.

Los agentes averiguaron, en el desarrollo de la investigación, que esta persona, de nacionalidad marroquí, se ofrecía a pasar la inspección técnica de los turismos de sus compatriotas y conocidos. Por esa labor cobraba entre 20 y 30 euros.

El dispositivo policial, en los días sucesivos, localizó otro vehículo que presentaba deficiencias graves e incompatibles con la circulación. En este caso, también contaba con un informe favorable por parte de la inspección técnica. Igualmente, se procedió a identificar al conductor, otro de los investigados.

Con la evidencia de los hechos delictivos, las tres personas pasaron a disposición judicial por presuntos delitos de falsificación documental y cohecho.

La investigación no se ha cerrado y los efectivos de la Guardia Civil y la Policía Local siguen adelante con las gestiones pertinentes para averiguar el número de inspecciones que se han considerado aptas de manera irregular y en las que estuvieron involucrados los ahora investigados.

Estadísticas

Los datos apuntan que uno de cada cinco vehículos que se presentan a la inspección técnica en Extremadura no la superan. Unos números que van en consonancia con la media nacional. Los motivos más comunes por los que se repite el examen son, en este orden, los neumáticos y los ejes, el alumbrado y la señalización, los frenos y, en cuarto lugar, las emisiones contaminantes, una causa que se encuentra en ascenso debido a que se han endurecido los criterios en este aspecto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos