Tres años y medio de cárcel por causar un atropello mortal cuando iba drogado en Don Benito

El accidente ocurrió en esta calle de Don Benito. :: hoy/
El accidente ocurrió en esta calle de Don Benito. :: hoy

El condenado tenía 22 años cuando arrolló a una mujer de 68 años que se disponía a cruzar un paso de peatones en una calle de Don Benito

Evaristo Fdez. de Vega
EVARISTO FDEZ. DE VEGABadajoz

El Juzgado de lo Penal número 1 de Don Benito ha impuesto una pena de tres años y medio de prisión al joven que en julio de 2016 arrolló mortalmente a Isabel Cepeda García, una mujer de 68 años que cruzaba un paso de peatones. Ese suceso ha sido considerado un homicidio por imprudencia grave después de quedar probado que el automovilista -conductor novel cuando ocurrió el accidente- había consumido cannabis.

La sentencia recoge que Luis C. C., de 22 años de edad cuando se produjo el atropello, circulaba con sus facultades mermadas, una circunstancia que fue observada por los agentes de la Policía Local que lo sometieron al test de drogas.

El accidente se produjo el miércoles 13 de julio de 2016. Eran las 13.00 horas cuando la víctima se disponía a cruzar un paso de peatones ubicado en la calle Don Llorente de Don Benito, que es de un solo sentido de circulación.

El test de saliva dio positivo en cannabis y los agentes confirmaron que influyó en la conducción

El ahora condenado conducía un vehículo Toyota Aygo en el que viajaba como acompañante otro chico que ha sido clave en la reconstrucción de los hechos dado que su testimonio contradice lo expresado por el encausado.

Luis C. C. dijo en el juicio que ese día se desplazó desde Villanueva a Don Benito para comprar unas zapatillas. Indicó que cuando circulaba por la calle Don Llorente «salió de repente por el lado derecho» una señora a la que intentó esquivar. «Yo circularía a una velocidad de entre 25 y 30 kilómetros por hora y la señora no miró ni se dio cuenta de que venía el vehículo».

Esa versión no fue confirmada por el acompañante, quien explicó desde el primer momento que «la mujer estaba cruzando el paso de peatones» y que él mismo la vio entrar con bolsas y el carrito de la compra» por lo que avisó al conductor diciéndole «ciudado, para, para» e incluso avisándolo con el brazo.

A pesar de las advertencias, explicó este testigo, no frenó y dio un volantazo en la acera, por lo que «incluso llegó a pensar que el coche no tenía freno». «Casi un mes después del accidente estuve pensando cómo no pudo ver a la señora cruzando el paso de peatones».

«Ciertamente, el testimonio del acompañante es creíble. Ha relatado con sinceridad, espontaneidad y fluidez lo que vivió (...). Su testimonio evidencia que el conductor no estaba atento a las circunstancias de la circulación y que no circulaba a esa velocidad de 25 o 30 km/h pues es llamativa la afirmación del testigo cuando dice que al dar el volantazo pensó que ellos mismos se iban a matar», concluye la jueza a la hora de analizar lo ocurrido.

El atestado de la Policía Local también afirma que el paso de peatones tenía buena visibilidad y no existía obstáculo alguno. Además, apunta que la velocidad a la que circulaba el vehículo debía ser inadecuada porque no existía huella de frenada a pesar de que «le habría dado tiempo a frenar».

Ese informe también resultó determinante al abordar el posible consumo de sustancias estupefacientes por parte del conductor. En su declaración, el ahora condenado reconoció «haber consumido dos o tres porros de marihuana sobre las 03.30 horas de la madrugada anterior», pero en la sentencia se indica que ese consumo debió producirse la misma mañana del atropello.

Tras el accidente, los agentes de la Policía Local sometieron al joven al test de alcohol, en el que dio un resultado de 0,0 ml/l. Por tanto, quedó descartado el consumo de bebidas alcohólicas. Pero no sucedió lo mismo con la prueba de drogas puesto que el conductor presentaba síntomas evidentes de encontrarse bajo la influencia de sustancias estupefacientes que afectaban a su capacidad de conducción: comportamiento nervioso, olor a porro, sudoración inapropiada, ojos apagados y a medio cerrar, habla titubeante, respuestas embrolladas y repeticiones.

Esas circunstancias hicieron que fuera trasladado a dependencias policiales, donde se le tomó una muestra de saliva que una vez analizada arrojó un resultado positivo en cannabis (500 ng/ml) y metanfetaminas (3,1 ng/ml). Por tanto, superaba ampliamente el límite fijado para el cannabis (2,4 ng/l) y estaba muy por debajo del mínimo de corte para las metanfetaminas (30 ng/l).

En cualquier caso, la presencia de cannabis en la saliva no habría sido determinante si los agentes no hubiesen observado síntomas inequívocos de que afectaba a la conducción. «Esos ojos a medio cerrar no pueden explicarse salvo por el consumo de marihuana», se indica en la sentencia, que llama también la atención sobre el hecho de que había marihuana en el cenicero del vehículo, en cuyo interior fueron localizadas también diversas bolsas con esta sustancia.

«El atropello y el consumo de marihuana confluyen en el tiempo, pudiéndose afirmar que el acusado había consumido marihuana antes de ponerse al mando del vehículo. El consumo de marihuana influyó de forma tal en la conducción que le impidió no sólo ver a la señora que cruzaba el paso de peatones, sino reaccionar a los avisos del amigo que viajaba como copiloto y que incluso le tocó el brazo y le dijo en varias ocasiones que parase».

Con estos elementos, el Juzgado de lo Penal número 1 de Don Benito considera probado que Luis C. C. cometió un delito de homicidio por imprudencia grave con utilización de vehículo a motor en concurso con un delito contra la seguridad vial en su modalidad de conducción bajo la influencia de sustancias tóxicas, hechos por los que se impone una condena de tres años y medio de prisión y la retirada del carné de conducir por un plazo de cinco años, lo que conlleva la pérdida definitiva del permiso de conducir.

La sentencia que juzga este caso no es firme y contra ella cabe recurso de apelación ante la Audiencia Provincial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos