El plan de limpieza ha sacado ya 80.000 toneladas de camalote del Guadiana

Mandos de la UME explican al presidente Fernández Vara y a la delegada del Gobierno Yolarnda García Seco los trabajos que se están realizando en el cauce:: J.V. ARNELAS

Los trabajadores de Tragsa han extraído hasta el momento 45.000 toneladas, y los militares de la UME las 35.000 restantes

E.P.

La Unidad Militar de Emergencias (UME) y la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) a través de la empresa pública Tragsa han extraído 80.000 toneladas de camalote en el río Guadiana a su paso por Extremadura desde la puesta en marcha del plan de limpieza intensiva del río de esta planta invasora.

Del total de las 80.000 toneladas, 45.000 han sido extraídas por Tragsa y 35.000 por la UME según ha señalado la delegada del Gobierno, Yolanda García Seco, durante su visita a los efectivos de la UME en el río Guadiana en Badajoz, en concreto en la zona comprendida entre el Puente Real y el Azud de la Granadilla.

García Seco ha estado acompañada del presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara; el presidente de la CHG, Samuel Moraleda; el teniente coronel jefe del Batallón de Intervención nº1 de la UME, Juan Esteban Rodas; y del concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Badajoz, Antonio Ávila.

Según ha explicado la delegada, han querido visitar el trabajo que la CHG y la UME está desarrollando conforme al plan de acción presentado en el mes de octubre y en el que se contemplaba una limpieza intensiva de todo el tramo afectado por el camalote, 176 kilómetros de río afectado en distintas zonas.

Ha agregado que la UME está trabajando en el tramo del Guadiana en Badajoz, pero también y de forma directa, la CHG a través de distintos contratos con Tragsa, a la vez que ha señalado que se trata de un trabajo «muy duro» y «sobre todo» por las condiciones climatológicas que se dan en el invierno, aunque «es el más efectivo» y se está haciendo un especial esfuerzo antes de que la temperatura comience a subir y empiece el periodo vegetativo de la planta, cuando es más complicada su extracción «efectiva».

Sobre este plan de limpieza intensiva, ha ahondado además en que es a largo plazo dado que el camalote no se va a retirar en pocos meses y requiere de un plan de mantenimiento y de limpieza «continua durante los próximos años», de manera que probablemente se deba contar en los próximos tres o cuatro años con personal en el río que «esté continuamente vigilando que no vuelva a producirse la invasión que se ha producido en años anteriores».

Así, ha puesto en valor el esfuerzo económico, personal o de medios, el esfuerzo técnico y el «gran trabajo» que está haciendo la CHG y ha agradecido también el de la UME para llegar al «éxito» de la contención de esta planta invasora que, según ha advertido, es una de las plantas más peligrosas que hay en todo el mundo en cuando a su capacidad de invasión.

En total, 300 personas trabajan en la actualidad en el río para la extracción del camalote que, tras «muchas pruebas de distintas posibilidades», se ha comprobado que «lo más eficiente» es dejarlo en la orilla para que vaya perdiendo volumen, la mayor parte de su peso es agua, y se incorpore «con gran facilidad al suelo».

«Lo más eficiente es dejar el camalote en la orilla para que vaya perdiendo volumen, la mayor parte de su peso es agua» yolanda garcía seco, DELEGADA DEL GOBIERNO

Así, la delegada del Gobierno ha tachado de «no conveniente» retirar la planta a otras zonas con distintos cauces «que pueda dar lugar a una expansión y ha agregado que tampoco ha sido »hasta ahora exitoso« trabajar con ella como biomasa o con otras utilizaciones.

Por su parte, Juan Esteban Rodas, que ejerce la coordinación de la intervención de la UME en el Guadiana, ha recordado que el sector asignado a la unidad es el comprendido entre el Puente de la Autovía, aguas arriba de la ciudad de Badajoz, hasta la frontera con Portugal y que desde que empezara su intervención el pasado 15 de octubre han concentrado todos sus esfuerzos en el tramo que va desde el Puente de la Autovía hasta la ciudad.

Tras las Navidades, ha continuado, han movido sus esfuerzos al tramo comprendido entre el Puente Real y el Azud de la Granadilla que «está prácticamente limpio» aunque «todavía» quedan «algunas zonas por terminar», para continuar trabajando en otras zonas en aras de «entregar en situación de control técnico» el río y «sin presencia evidente de planta».

Miembros de la UME trabajando en el Guadiana:: HOY
Miembros de la UME trabajando en el Guadiana:: HOY

No obstante, Rodas ha reconocido que el cálculo de tiempo es «difícil» en unos trabajos en los que han descubierto, después de dos meses, que cada zona es diferente y surgen problemas «completamente diferentes», ante lo cual ha ejemplificado que las últimas 5.000 toneladas les han costado «lo mismo prácticamente en tiempo y en esfuerzo» que las primeras 20.000 aunque, en cuando a superficie, representa un porcentaje «muy pequeño» respecto al total limpiado.

sobre el nenúfar, otra planta invasiva que afecta al tramo urbano del río en Badajoz, ha explicado que es el primer momento donde van a experimentar su combinación con el camalote y que, dado que el nenúfar enraíza con el fondo, puede hacer «un cierto efecto de agarre del camalote», que a su vez flota, y ello puede dificultar los trabajos de extracción, que requerirán que personal haga manualmente la separación.

«Las últimas 5.000 toneladas sacadas costaron el mismo esfuerzo que las primeras 20.000»

El teniente coronel ha incidido además en que mantienen un dispositivo de 120 personas permanentemente y que hasta ahora han realizado 10 rotaciones, por lo que hasta el momento habrán pasado unos 1.200 efectivos de la Unidad en sucesivos periodos, aunque algunos han repetido en estos trabajos en los que se ayudan de tecnologías como un dron para el reconocimiento y alcance de zonas de difícil acceso para ver y evaluar la evolución de los trabajos y planificar trabajos futuros.

Vara habla de «magnífico trabajo»

Finalmente, el presidente de la Junta de Extremadura ha explicado que este viernes han podido comprobar in situ el «magnífico» trabajo que se está llevando a cabo tanto por parte de Tragsa como de la UME «en un ambiente de extrema complejidad por las características del terreno pero también por el propio producto a retirar», y ha valorado que se está en los días «críticos» y «más importantes» porque las bajas temperaturas hacen que el camalote «pierda mucha de su actividad» y sea «mucho más sencillo poder atacarlo».

«A partir de ahora las administraciones públicas tenemos la responsabilidad de que la situación no se vuelva a repetir» GUILLERMO FERNÁNDEZ VARA, PRESIDENTE DE LA JUNTA

De este modo, ha agradecido al Ministerio de Defensa y al Ministerio de Medio Ambiente, a través de la CHG, y a la UME «el esfuerzo que se está haciendo», a la vez que ha recordado que hace tres meses el problema era «muy grave» y, aunque «no está erradicado», actualmente «está en vías de poderlo hacer».

También ha manifestado que, a partir de ahora, las administraciones públicas tendrán la responsabilidad de que «no se vuelva a repetir nunca la situación que había», por lo que ha añadido que el «esfuerzo» deberá ser «permanente y duradero durante los años venideros», al tiempo que ha destacado especialmente el trabajo del personal que trabaja en la retirada de las plantas y, en concreto, quienes están en el río «con agua hasta el cuello» y se ha referido a la «disponibilidad» que están teniendo desde el Ayuntamiento de Badajoz para «facilitar» los trabajos que se están llevando a cabo.

 

Fotos

Vídeos