Trabajo reconocido por Sorolla y Pío Baroja

Para conocer a fondo la vida de Eugenio Hermoso, Kantowitz se ha estudiado la autobiografia que escribió el pintor bajo el seudónimo de Francisco Teodoro de Nertóbriga.

Lo publicó en 1955, época en la que Hermoso era profesor en la Escuela de Bellas Artes de Madrid. Cuenta que tanto Pío Baroja como Sorolla le felicitaron por este trabajo. «Vieron al pintor costumbrista por excelencia», según Kantowitz, que percibe en la pintura de Hermoso muchas similitudes con el estilo, la expresión y el simbolismo de Romero de Torres.