El día del ticket regalo

Cola ayer en una tienda de la calle Menacho en el primer día de las rebajas oficiales de invierno. / C. MORENO
Cola ayer en una tienda de la calle Menacho en el primer día de las rebajas oficiales de invierno. / C. MORENO

El inicio de las rebajas sirvió sobre todo para cambiar y devolver regalos de Reyes

Miriam F. Rua
MIRIAM F. RUA

Melchor, Gaspar y Baltasar son magos pero a veces también fallan. Por eso el comercio inventó el llamado 'ticket regalo', el papelito que permite enmendar los despistes de Sus Majestades. Ayer, primer día de las rebajas de invierno, muchos pacenses vivieron sus segundos Reyes Magos, que son los que siempre aciertan.

«He venido con mis amigas a cambiar unos pantalones que me echaron de Reyes porque no me están bien y si tardo más días seguro que me quedo sin talla», decía ayer Cristina Fuentes mientras buscaba en su monedero el ticket .

A su lado, su amiga Rocío Díaz tenía un plan similar: «Voy a cambiar unas botas porque he visto por Internet que ya están rebajadas y como ayer -refiriéndose al día de Reyes- no las estrené voy a devolverlas, luego mi amiga las compra por mí rebajadas y con lo que me ahorre puedo cogerme otra cosa».

«Voy a cambiar unas botas porque he visto que están rebajadas y con lo que me ahorre compro otra cosa»

«Aunque hay mucha gente y está todo revuelto, me he venido hoy de compras porque no trabajo»

Cambios de talla, de color, de modelo, devoluciones o trucos de ahorro fueron las principales operaciones que se hicieron ayer en las cajas de los comercios, lo que provocó colas en muchas tiendas. Hubo también quienes ayer aprovecharon para materializar el sobre con dinero que le dejaron los Reyes.

El sobre, el otro protagonista

Es el caso de Marta Márquez, vecina de San Vicente de Alcántara, que ayer pasó el día entre la calle Menacho y El Faro: «Mis padres me regalan dinero todos los años, yo lo prefiero porque así me compro lo que me gusta y rebajado. Como hoy no trabajo me he venido a Badajoz a ver si encuentro la ropa que tenía vista».

Juani Ruiz también fue ayer a gastar el sobre, en este caso el que le regalaron los abuelos a su hijo de ocho años. «He venido solo a ver si le veo unas zapatillas para el fútbol. No tengo ya más ganas de tiendas después de tantos días buscando los Reyes».

Este ajetreo se pudo ver ayer en la calle Menacho que registró una afluencia notable de gente durante todo el día, no solo de Badajoz. Al ser día festivo en Extremadura, muchos aprovecharon la jornada para venir a Badajoz de compras y eso se notó en el ambiente de las calles del centro y en la gente, que iba cargada de bolsas.

En el centro comercial El Faro la jornada también fue multitudinaria. No hubo, sin embargo, público portugués porque en el país vecino ayer no fue día festivo y además, en su caso, no celebran el día de Reyes y las rebajas son mucho antes que aquí, nada más pasado el día de Navidad.

Desde la liberación del comercio, las avalanchas en las tiendas durante el primer día de rebajas son ya imágenes del pasado. Muchos comercios, tanto locales como franquicias, han adelantado a diciembre sus ofertas para aprovechar el tirón de las compras de las fiestas navideñas.

No obstante, hay mucha gente que siempre esperaba el inicio de las rebajas con ganas, porque centros como El Corte Inglés o las firmas del imperio Inditex (con Zara a la cabeza), siguen manteniendo el 7 de enero como la fecha oficial de descuentos de la temporada de invierno.

«Siempre aprovecho las rebajas para comprar sábanas, colchas y cosas para la casa y aunque me da mucha pereza porque hay mucha gente y está todo revuelto, me he venido hoy de compras -por ayer- porque no trabajo y sino ya tengo que esperar al fin de semana», comenta María Ángeles Robles.

Más