Los talleres del Museo Arqueológico de Badajoz acogen este verano a 180 niños

Varios niños durante la celebración de los talleres que se imparten en el Museo Arqueológico. / J. V. ARNELAS

Desde principios de julio hasta el 10 de agosto los participantes realizarán cada día actividades relacionadas con la historia

ALBERTO ARANDABADAJOZ.

El futuro de la arqueología se encuentra en buenas manos gracias a los pequeños que cada mañana se dan cita en el Museo Arqueológico Provincial para participar en la XIII edición de los talleres de verano que organiza el museo junto con la Junta de Extremadura.

Desde principios de julio hasta el día 10 de agosto, treinta niños, de entre cinco y doce años, participarán cada semana en los talleres. Al final del verano, aproximadamente ciento ochenta niños, con lista de espera incluida, habrán formado parte de esta actividad, en la que los más pequeños conocen los orígenes de Badajoz a través de las diferentes épocas de la historia, mientras se divierten.

La metodología de trabajo está basada en el aprendizaje significativo y experiencial, comenzando con una visita al museo, donde a los niños se les muestran piezas originales de una época histórica concreta. Después, se ponen manos a la obra, realizando todo tipo de actividades en relación con lo que han visto en el museo, ayudados por los monitores del Grupo Scout San Atón.

Los más pequeños conocen los orígenes y la histora de Badajoz mientras se divierten«El año pasado teníamos 20 niños por día, este año, 30, y si nos dejaran, llegaríamos a 40»

Yolanda Manzanedo, pedagoga del museo, explica que «hay niños de todos las zonas de Badajoz, incluso vienen de pueblos como Olivenza, Villafranco del Guadiana o Gévora».

Asegura que «el número de niños ha ido en aumento. «El año pasado teníamos veinte por día, este año hemos aumentado a treinta, y si nos dejaran aumentar a cuarenta también se llenaría».

Para unir los días con sus épocas y tener toda la información a mano, a los niños se les entrega un diario en el que apuntan las actividades que realizan cada día. «A través de dibujos, preguntas o juegos, anotan apuntan en el diario lo que hacen durante las mañanas. Creemos que es una forma fiable de que retengan lo que aprenden», comenta Manzanedo

Luz María Sosa es la coordinadora de actividades de los talleres. Según cuenta «el objetivo principal es que los niños aprendan historia y se culturicen mientras se divierten».

Las actividades consisten en dibujar, realizar manualidades relacionadas con objetos históricos y juegos interactivos . Además, una de las propuestas que realizan en todas las ediciones es una excavación, donde se esconden réplicas de diferentes objetos, cada uno perteneciente a una época histórica. Los niños deben desenterrarlas e identificar cada objeto con su periodo. Además, realizan actividades en las que escriben palabras en lenguas como el árabe o el latín.

La jornada comienza a las 09.00 horas y finaliza a las 13.00, de martes a viernes. Actualmente, las plazas para este verano de 2019 están agotadas, pero se dispone de lista de espera.