El SES sustituye los techos de Urgencias del hospital Universitario de Badajoz

Obras de reparación en el techo de la sala de observación número uno. / Casimiro Moreno

La obra ha empezado por la sala de observación uno, donde cayó parte de la cubierta la semana pasada, y seguirá por los pasillos y consultas

Rocío Romero
ROCÍO ROMEROBadajoz

El SES renovará los techos de todo el área de Urgencias. De hecho, las obras han comenzado ya por la sala de observación número uno, donde se desprendió una parte la pasada semana, y continuarán por consultas y pasillos.

De esta forma, la administración intenta evitar más situaciones como la ocurrida el 4 de marzo, cuando parte de un techo se desplomó sobre un enfermo y le fracturó la muñeca, así como sobre la acompañante de otro paciente que resultó con heridas leves. El hospital evacuó la dependencia y la cerró. Ya está en obras.

A raíz de este suceso ha cundido la alarma entre usuarios y profesionales. No son pocos los que miran hacia arriba cuando andan por Urgencias y la alerta se extiende si alguien ve una grieta o cualquier anomalía. Es lo que ocurrió en la tarde del martes, cuando una gotera en el pasillo que comunica las urgencias con la cafetería de personal filtró agua y su posterior reparación causó cierto revuelo.

La escena se había dado ya el domingo, cuando alguien vio una grieta en la sala de espera de la sala de observación número tres. Entonces el personal de mantenimiento cortó la plancha para que no se desprendiera y la sustituyeron. Tuvieron que acotar la zona para esta reparación y la preocupación se propagó.

Más información:

Desde el SES, el gerente del área de Badajoz, Dámaso Villa, pide disculpas por lo ocurrido la pasada semana en la sala de observación número uno y espera que no vuelva a suceder.

Por ello, van a sustituir los techos de todo el área de Urgencias. La actuación consiste en retirar la escayola y colocar placas de pladur. No actuarán en las salas de observación dos y tres, dado que ahí renovaron las placas hace varios años. Entonces no se hizo la sala de observación uno porque es la de mayores dimensiones y la que más camas alberga (24). Por evitar el agobio que conlleva su cierre, se descartó entonces.

En marcha

Las obras han comenzado ahora por esta sala, donde ocurrió el incidente la pasada semana. Ahí continuarán otras dos semanas. Estas conllevan más tareas que en otras zonas, dado que hay sistemas de conexiones sanitarias que van por el techo. Entre ellas, la de oxígeno.

En las consultas y los pasillos no existen esas conexiones, así que las obras serán más ágiles y más baratas. Hay otras actuaciones que son comunes, como la sustitución de luminarias. La obra en la sala de observación uno cuesta 82.000, mientras que en el resto de urgencias es de 90.000 euros.

Una vez que la actuación termine en la sala de observación uno, seguirán por el resto de dependencias. La idea es que estén terminadas antes de Semana Santa, aunque el gerente del área de Salud, Dámaso Villa, reconoce que los plazos están muy ajustados y que si fuera necesario se prolongarían hasta mediados de mayo como máximo. Esa es, al menos, la previsión que barajan en el Servicio Extremeño de Salud.

Durante este tiempo mantendrán abierta la sala de observación 3, que no está siempre disponible. Ya está en servicio por el cierre de la número uno y se mantendrá mientras sea necesario.

De momento, el SES realizará el cambio de techo en las dependencias de Urgencias. En el resto de edificio se hará conforme se vaya pudiendo, dentro del plan estandarizado de mantenimiento y renovación del hospital de referencia en Extremadura.

Los Pinos sigue pendiente de su traslado

l centro de salud de Los Pinos sigue sin tener un lugar donde trasladarse. En diciembre se supo que el SES estudiaba ya la mudanza de este centro a otro lugar por los problemas que presenta su cimentación.

Han pasado ya más de tres meses y no existe una decisión clara. Los vecinos están recogiendo firmas para volver al Hospital Provincial, de donde salieron cuando este edificio iba a albergar el parador nacional. Pero esta posibilidad es poco probable porque el hospital depende de la Diputación y su presidente, Miguel Ángel Gallardo, prefiere dedicar todo el edificio al uso cultural y lúdico previsto.

El gerente del área de salud, Dámaso Villa, explicó ayer que no han descartado ninguna opción. Ni siquiera la de mudarse a los juzgados de Colón cuando estos se trasladen al edificio de la Ronda Norte.

Quien no ha movido ficha es el alcalde, Francisco Fragoso, a quien le solicitaron terrenos para construir el centro de salud en la zona de influencia, pero no ha respondido a esa petición. «Si no lo mandan, la Consejería tendrá que buscar otros espacios», admitió ayer Dámaso Villa.