El comercio de Badajoz también podrá abrir 16 festivos por ser ciudad fronteriza

El centro comercial El Faro está en Badajoz, junto a la frontera de Caya. :: J. V. Arnelas/
El centro comercial El Faro está en Badajoz, junto a la frontera de Caya. :: J. V. Arnelas

El Tribunal Supremo da la razón al Ayuntamiento pacense, como ya ha hecho con el de Cáceres, y le devuelve la declaración de zona de afluencia turística

EFE

Los comercios de Badajoz también podrán abrir 16 festivos al año, al igual que los de Cáceres. Solo 24 horas después de la sentencia que dio la razón al Ayuntamiento cacereño y anuló la resolución de la Junta, el Tribunal Supremo hizo pública este viernes una decisión similar a favor del Consistorio pacense. El próximo domingo 7 de octubre las tiendas pacenses podrán abrir sus puertas y así cada primer domingo de mes.

La diferencia entre Cáceres y Badajoz es que la primera mantiene su declaración de Zona de Gran Afluencia Turística (ZGAT), lo que da derecho a las tiendas a abrir 16 festivos en lugar de 10, por ser una ciudad Patrimonio de la Humanidad, mientras que el Supremo devuelve este privilegio a la capital pacense por su situación geográfica al estar en la frontera.

Más información

En 2013, bajo el gobierno de José Antonio Monago, Badajoz recibió la declaración de Zona de Gran Afluencia Turística. Este título se concede basándose en la ley estatal 1/2004, de 21 de diciembre, de Horarios Comerciales. Esta normativa fija una serie de circunstancias bajo las cuales se puede contar con este reconocimiento. Entre ellas están, por ejemplo, la celebración de grandes eventos deportivos o la proximidad a un puerto con cruceros turísticos.

Badajoz recibió la ZGAT por estar en la frontera y por ser un área cuyo principal atractivo es el turismo de compras. En 2016, tras el cambio político en la Junta, el Gobierno de Guillermo Fernández Vara decidió retirar la declaración de ZGAT a las ciudades extremeñas que contaban con ella: Mérida, Moraleja, Cáceres y Badajoz.

Los Ayuntamiento de estas dos últimas ciudades, por una parte, y la patronal de grandes superficies (Anged), por otra, decidieron recurrir a los tribunales esta decisión. El año pasado recibieron un primer varapalo porque el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx) desestimó sus recursos. Las tres partes decidieron elevar su queja al Supremo y esta semana ha llegado la respuesta positiva para los Consistorio de Cáceres y Badajoz. Aún queda pendiente el recurso de Anged (Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución), que también implicaría a Mérida y Moraleja, cuyos ayuntamiento no quisieron recurrir por su cuenta la resolución de la Junta.

Un hecho incuestionable

La sentencia que afecta a Badajoz se basa en que la ley marca que solo hace falta cumplir una de las condiciones de la lista para ser Zona de Gran Afluencia Turística y hay un hecho incuestionable: Badajoz es una ciudad fronteriza.

«Cabe admitir que la consideración de que ese municipio constituye un área cuyo principal atractivo es el turismo de compras comporta un margen de apreciación, pues se trata de una circunstancia susceptible de ponderación y de graduación, y, también, variable a lo largo del tiempo. En cambio, el margen de apreciación es escaso, por no decir ninguno, en lo que se refiere al hecho de que el municipio de Badajoz limita o constituye un área de influencia de zona fronteriza pues se alude aquí a una circunstancia fáctica (geográfica)», indica la resolución judicial.

El Supremo no puede ser más claro cuando dice que Badajoz no puede dejar de ser una ciudad fronteriza. Por este motivo mantiene su ZGAT.

La Junta dijo en su momento que la capital pacense no cumplía la condición de turismo de compras. Para ello, la Dirección General de Turismo presentó un informe en el que alegaba que este reconocimiento no había supuesto mayor volumen de ventas ni de contrataciones para el comercio extremeño.

Sin embargo, el Tribunal Supremo se aleja de este debate y concluye que no es determinante, ya que Badajoz siempre cumplirá uno de los supuestos de la ley y con eso es suficiente. «Cualquiera que sea la relevancia y virtualidad que se atribuyan al citado informe de la Dirección General de Turismo, resulta incuestionable en el caso de Badajoz la pervivencia de al menos una de las razones que en su día determinaron la declaración (...). Tal constatación es por sí misma suficiente para concluir que la revocación de aquella declaración es contraria a derecho».

Por tanto el Supremo admite el recurso de casación del Ayuntamiento de Badajoz y le devuelve el título que permite que abra 16 festivos al año. El primero será el próximo domingo 7 de octubre y en 2019 ya podrá abrir los 16 previstos.

Respuesta de Vara

La Junta de Extremadura no entró a comentar la sentencia que afecta a los comercios pacenses. Por la mañana, Guillermo Fernández Vara sí valoró la resolución sobre Cáceres. En ese momento no se sabía aún que el Supremo también ampliaría los festivos de Badajoz, por lo que indicó que no le parecía razonable que hubiese diferentes legislaciones en las distintas ciudades extremeñas afectadas. Vara mostró su respeto por la sentencia y aseguró que se aplicaría de inmediato.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos