La sede social de la Fundación Caja Badajoz, a la espera de la licencia del Ayuntamiento

La sede social de la Fundación Caja Badajoz, a la espera de la licencia del Ayuntamiento

El 8 de julio pasado se remitió la documentación al Consistorio y aún no se ha concedido la licencia

EFE

La Fundación CB ha instado al Ayuntamiento de Badajoz a que acelere la concesión de licencia para su proyecto de sede social que levantará en el Casco Antiguo pacense, con el objetivo de que las obras puedan iniciarse «cuanto antes».

El director de Fundación CB, Emilio Jiménez, ha manifestado a Efe que el 8 de julio pasado se remitió la documentación al Consistorio y aún no se ha concedido la licencia, la cual es «fundamental» dentro del objetivo de poder iniciar las obras en el primer trimestre del próximo año.

Como ha dicho, el concejal de Urbanismo, Carlos Urueña, se comprometió anoche a acelerar estos trabajos durante un acto donde Fundación CB explicó el proyecto de los arquitectos Ángel Ganivet y Juan Carlos Sánchez a ciudadanía y colectivos.

Emilio Jiménez ha destacado la importancia de «acelerar» este trámite, pues se trata de un proyecto «singular» y «estratégico» para el Casco Antiguo y toda la ciudad, gracias a una inversión que superará los tres millones de euros.

«Hasta que el proyecto no se autorice no se le puede decir a la constructora que valore la obra, pues si éste cambia se modificaría el presupuesto», ha dicho el director de Fundación CB.

El nuevo inmueble es un proyecto «abierto a la ciudadanía» que contribuirá a evitar la degradación del Casco Antiguo pacense, pues comunica la plaza del entorno con el edificio, el cual «interactuará» con el visitante.

El director de Fundación CB ha explicado que se podría haber buscado otro espacio de la ciudad, en el cual por ejemplo no hubieran complicaciones relacionadas con la zona histórica donde se encuentra, pero el «compromiso» de la entidad es contribuir a la mejora de la ciudad, en este caso del Casco Antiguo.

Los restos arqueológicos que han aparecido estarán integrados en el edificio, que será «completamente accesible y sostenible».

Jiménez ha mostrado su satisfacción por la acogida que ha tenido en la ciudadanía pacense este proyecto y aunque algunas asociaciones alegan que el inmueble podría tener un «impacto negativo» en algunos monumentos, tanto la entidad como los arquitectos han destacado que no será así sino que «servirá para poner en valor la zona».