La calle Santo Domingo de Badajoz igualará aceras y calzada hasta Juan Carlos I

El primer tramo de la calle Santo Domingo está casi acabado y abrirá el sábado. /Casimiro Moreno
El primer tramo de la calle Santo Domingo está casi acabado y abrirá el sábado. / Casimiro Moreno

El tramo entre la plaza y Vasco Núñez está listo, sin desniveles y abre el lunes a los conductores

Rocío Romero
ROCÍO ROMEROBadajoz

Ya está prácticamente terminada la reforma de la calle Santo Domingo en su primer tramo, entre la plaza y la calle Vasco Núñez. Después del verano, los peatones podrán cruzar de un escaparate a otro sin miedo a los coches hasta Juan Carlos I. Los peatones tendrán prioridad en los dos tramos, toda vez que no habrá bordillos entre aceras y calzada. Aunque los vehículos podrán seguir circulando.

El lunes abre a los conductores el primer tramo reformado, aunque faltan algunas piezas de mobiliario urbano, como papeleras, que llegarán a partir del lunes. También deben pintar un paso de peatones, según explica el concejal de Infraestructuras, Jesús Coslado.

El edil anuncia que este modelo de calle continuará hasta la avenida de Juan Carlos I. Esas obras deben salir a concurso, algo que el concejal estima que ocurrirá en un par de semanas. Sin embargo, la tramitación marca que la actuación comenzará a finales de mayo. Se financiará con cargo al programa Urbansol.

Jesús Coslado descarta restringir el tráfico en esta calle por falta de alternativas

El tráfico, como se ha apuntado antes, continuará cómo hasta ahora. Es decir, que los vehículos podrán cruzar la calle sin restricciones. Aunque el tipo de vía obligará a los conductores a ir más lentos. El concejal apunta que no pueden eliminar la circulación, ni restringirla exclusivamente a vecinos, porque se trata de una vía principal para el tráfico que no ofrece alternativas.

Por otro lado, las obras para sustituir el pavimento continúan en la calle Menacho. Aún queda por cambiar las piezas entre la calle Vasco Núñez y Juan Carlos I, así como en la calle Francisco Pizarro, donde han comenzado en la parte más próxima a la plaza de la Soledad.

El Ayuntamiento tiene previsto parar las obras en Carnavales por los dispositivos de seguridad, pero las retomará cuando pasen las fiestas. El objetivo del Gobierno local, explica Jesús Coslado, es que todas las calles estén terminadas antes de Semana Santa.

Las obras en el pavimento de Menacho, Francisco Pizarro y el tramo prácticamente acabado de Santo Domingo están financiadas con el programa de fondos europeos Edusi. Este destina 1,2 millones de euros para estas tres calles, así como para conectar con vías sin bordillos las principales plazas del Casco Antiguo.