Restos del botellón

Restos del botellón

Los fines de semana suele amanecer el interior de la Alcazaba con las papeleras rebosantes de basura y botellas de vídrio en el suelo. No son muy numerosos, pero durante el verano se multiplican los grupos de jóvenes que suben hasta el monumento para beber de madrugadada. El recinto no se cierra por la noche.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos