Renfe impulsa el nuevo taller para reparar los trenes en la ciudad

Taller en desuso en la estación de San Fernando y que se recuperará ahora. :: josé vicente arnelas/
Taller en desuso en la estación de San Fernando y que se recuperará ahora. :: josé vicente arnelas

Comienzan los trámites administrativos para recuperar las naves de la estación de San Fernando con 1,1 millones de euros

Rocío Romero
ROCÍO ROMEROBadajoz

El taller que Renfe y Adif prometieron para reparar los trenes en la región está un poco más cerca de convertirse en realidad. El Ayuntamiento de Badajoz ya ha comenzado la tramitación administrativa de una infraestructura que pretenden tener en funcionamiento el próximo año. Se trata de recuperar el antiguo taller de la estación de San Fernando con 1,1 millones de euros.

El alcalde, Francisco Fragoso, firmó el decreto por el que aprueba inicialmente el estudio de detalle para la ordenación de volúmenes y ajustes de retranqueos de la manzana. Ese documento se encuentra a información pública durante un mes. Se trata de parte de la documentación previa, según han informado desde Renfe.

Fragoso se reunió ayer con el presidente de Adif, Juan Bravo, y el director general de Renfe Mantenimiento, Félix Pintiado. Las dos compañías se han comprometido a licitar la obra del nuevo taller una vez que el estudio de detalle esté aprobado definitivamente. Según el alcalde, esto ocurrirá en el plazo de dos meses. Así que las obras podrían salir a concurso a finales de marzo.

Fragoso asegura que Adif licitará las obras del taller una vez termine la tramitación, en dos meses

La idea es renovar las antiguas dependencias que se usaban en la estación de San Fernando para reparar los trenes en la región. Precisamente, la falta de instalaciones en Extremadura para mantener los trenes es una de las deficiencias fundamentales del ferrocarril en la región. Al recuperar este servicio, pretenden reducir las incidencias por material. Ahí se llevarán a cabo reparaciones y revisiones de corto alcance en los trenes sin necesidad de llevarlos a las instalaciones de Cerro Negro (Madrid) y, por tanto, reducirán el tiempo que los vehículos permanecen en las bases.

Actualmente en ruinas

Miguel Fuentes es el responsable del Sector Ferroviario de CC OO Extremadura y acumula 35 años de trabajo en el sector. Explica que estas naves tuvieron mucho uso en su día hasta hace veinte años. Renfe no desmontó este servicio, sino que envió a parte de sus empleados a otras áreas y la nave quedó para reparar pequeñas averías de motor y era atendida por poco personal, solo dos personas. Poco a poco, el edificio cayó en el deterioro. Una inspección de trabajo determinó que el antiguo taller ya no era adecuado y lo catalogó como peligroso. Así que desde entonces quedó vacío y ahora se encuentra prácticamente en ruinas.

Las naves están en desuso, se encuentran en ruinas y solo se mantendrá la fachada

Esas naves de la estación son las que se van a arreglar. De momento, lo que se sabe es que primero quieren acondicionar espacios, dotando de vestuarios y aseos, entre otras cosas. Demolerán parcialmente la nave donde estaban los antiguos talleres (solo se mantendría la fachada frontal) para construir una nueva de 45 metros de longitud que estaría dotada de sendos fosos para poder arreglar dos trenes al mismo tiempo.

De esta forma, se podría trabajar con composiciones (término técnico que se usa para hablar de la sucesión de vagones que forman un convoy) de 75 metros. También se pretende ampliar esta nave otros treinta metros más por cada extremo, de forma que a partir de ese momento pueda albergar composiciones que superen los 100 metros de longitud.

En principio, plantearon realizar las obras en un plazo de entre dos años y medio o tres años, pero después Renfe lo acortó aproximadamente en un año.

En septiembre, el presidente de Renfe, Juan Alfaro, visitó a la consejera de Medio Ambiente y Rural, Begoña García-Bernal, que tiene encomendadas las competencias en materia de transporte. Entonces, Alfaro se comprometió a que el taller estaría listo en el verano de 2019.

Así, en un plazo aproximado de un año y medio, el mantenimiento de los trenes podrá llevarse a cabo en el taller de reparaciones que Renfe impulsa ahora en Badajoz.

La reapertura del taller es una demanda que se remonta al año 2009 y que permitirá evitar incidentes como los 43 que se han registrado este verano.

Así lo explica Miguel Fuentes, quien indica que las reparaciones grandes tienen ahora que realizarse en las instalaciones de Madrid. Eso resta un tren a la circulación y obliga a que el resto tenga que ponerse en marcha incluso si no funciona uno de los cuatro motores que tienen. Es decir, que los trenes están muy sobrecargados y los incidentes se suceden, como la serie de este verano.

Renfe, por su parte, indica que el día 1 comenzó a funcionar un puesto de mantenimiento, tal y como se comprometió Juan Alfaro en su visita a Mérida. Este está atendido por tres operarios y dedicado a realizar tareas de mantenimiento correctivo a los trenes.

Miguel Fuentes indica que las pequeñas averías se han seguido reparando en la ciudad. De esto se encargan trabajadores de Actren, que tienen su centro en Badajoz y se mueven desde aquí al resto de la región. «Lo que hay ahora es lo mismo que se estaba haciendo», señala.

Más