Ciudadanos reclama en Badajoz Urbanismo, Vías y Obras, Recursos Humanos y Modernización

Fragoso e Ignacio Gragera, este lunes, a las puertas del Ayuntamiento. /CASIMIRO MORENO
Fragoso e Ignacio Gragera, este lunes, a las puertas del Ayuntamiento. / CASIMIRO MORENO

El primer pleno está previsto el jueves o el viernes, aunque Fragoso puede delegar las áreas por decreto

Rocío Romero
ROCÍO ROMEROBadajoz

Antes de que termine la semana ya sabremos qué concejales trabajarán exclusivamente para el Ayuntamiento de Badajoz. Es decir, a sueldo. Hace cuatro años, Cs obligó al PP a reducir el número de ediles asalariados (de once a seis)y de personal eventual (eliminó cinco). De momento no han trascendido sus exigencias en ese sentido. Ese será uno de los aspectos que los ediles aprobarán en el primer pleno que celebre la corporación, previsto para el jueves o el viernes. En él, se aprobará la organización de la nueva corporación.

Lo que no tendrá que esperar a esa sesión es la organización del Gobierno, que el alcalde puede aprobar directamente por decreto. En estos momentos, Francisco Fragoso asume todas las áreas hasta que las delegue en los concejales. Como ha decidido participar de un gobierno de coalición, Ciudadanos empieza a reclamar su parte. Este lunes, el número uno naranja, Ignacio Gragera, reivindicó las áreas de Urbanismo, Vías y Obras, Recursos Humanos y Modernización de la Administración para él y sus otros tres concejales. El sábado dijo que tendrán la primera tenencia de alcaldía y la portavocía del Gobierno local.

Más información

Como es sabido, Fragoso acudió a las elecciones con una lista renovada, especialmente entre los primeros puestos. Eso hace que de los ocho concejales que le acompañan solo tres repitan. Se trata de María José Solana, Jesús Coslado y Blanca Subirán. De las áreas que pide Cs, han quedado vacantes las delegaciones de Urbanismo y Recursos Humanos. Tanto Modernización como Vías y Obras dependían los últimos años de Coslado. Por su parte, María José Solana era la primera teniente de alcalde con las áreas de Policía Local y Hacienda, entre otras, y Blanca Subirán asumía Formación y Empleo, y Fondos Europeos.

De todas formas, el alcalde tendrá que cuadrar los concejales como piezas de tetris. Debe acomodar al único concejal de Vox, que con su voto ha hecho posible que Fragoso repita como regidor y que los naranjas entren en el gobierno.

Alejandro Vélez, el edil de Vox, reclama tener una concejalía en virtud del pacto nacional entre su partido y el PP. Pero Fragoso no aclara si se la dará y a Cs no le gustaría. Gragera le agradece el voto a favor de Fragoso, pero dice que no tiene ningún acuerdo con Vox, que el suyo está suscrito únicamente con el PP.

El pacto nacional daba 20 días a los gobiernos locales para repartir los gobiernos, pero las tiranteces no han esperado. PP y Vox han roto relaciones en el Ayuntamiento de Madrid y los de Abascal barajaban este lunes una moción de censura en Granada porque el alcalde (de Cs) no le garantiza tener un edil.

Alejandro Vélez llevaba en su campaña la creación de la Concejalía del Decoro, y es esta la que está empeñado en sacar adelante. Englobaría Parques y Jardines, y Limpieza. Pero tendrá que tener más. Porque el edil reclama servicios municipales en correspondencia con su representación. Si el Ayuntamiento tiene 56 áreas, él reivindica cinco. Vélez avisa de que habrá «consecuencias» si no se lo asignan.

El alcalde dijo el sábado, tras la investidura, que los pactos trataban de la elección del alcalde. Pero que sería esta semana cuando decidiría quién hará qué, y sin precisar si Vox entrará o no más allá de lo que marca el acuerdo nacional. Este lunes no desveló nada. Lo cierto es que Fragoso ha firmado un acuerdo con Cs para desarrollar 30 medidas en estos cuatro años.

Sin firmar

Sin embargo, no ha firmado ningún papel con Vox. Las negociaciones se prolongaron hasta la investidura. Tras varias conversaciones, le dio su palabra de que el apoyo tendría contraprestaciones. Pero el concejal de Vox le pidió que se las enviara por correo electrónico. El alcalde se las remitió sobre las once y media. Vélez no lo firmó y el PP se enteró de que optaba por Fragoso en el momento de la votación.

En el documento figuraba la contratación de un asesor, un administrativo y sueldo para el concejal. No se citaba una concejalía, sino el desarrollo del pacto suscrito entre PP y Vox nacional. Y es ahí donde se encuentra la cuestión. Según afirmó Vox el sábado, el pacto con el PP establece que obtendrá concejalías de gobierno en proporción a sus resultados en cada localidad y cuenta con el acuerdo de Ciudadanos. Pero los problemas han comenzado en distintas ciudades y en Badajoz el alcalde no aclara qué hará.

Si no se sabe antes, el Pleno dará algunas pistas. En él se verán otras cuestiones determinantes. Entre ellas, el personal de confianza, la composición de la junta de gobierno, las asignaciones por asistencia a plenos y comisiones de los que no tengan sueldo asignado y la composición de las juntas rectoras (Servicios Sociales, Ifeba o la FMD).

Tendrán que repartir el dinero que recibirá cada grupo municipal en concepto de asignación anual. Las cantidades se dividen en función de su representación. Es decir, del número de ediles que tengan. Durante el mandato pasado fue la siguiente:una asignación fija de 6.000 euros por cada grupo y 10.367 euros por edil. Así, el PP recibió 140.772 euros en un año, al PSOE le correspondían 99.300 euros, Podemos ingresó 37.092 euros y Ciudadanos obtuvo 26.736 euros mientras tuvo dos ediles. Estas cantidades son anuales y se hicieron pagaderas en doce mensualidades. Habrá cambios porque ahora hay un partido más.