Quince colegios de Badajoz dejarán las actividades municipales en protesta por no tener conserje

Pancarta solicitando un conserje al Ayuntamiento en el colegio Enrique Segura Covarsí. /J. V. Arnelas
Pancarta solicitando un conserje al Ayuntamiento en el colegio Enrique Segura Covarsí. / J. V. Arnelas

Los centros han pactado no sumarse a iniciativas como la Feria del Libro o las clases de seguridad vial hasta que el Ayuntamiento les dé una solución

Natalia Reigadas
NATALIA REIGADASBadajoz

Muchas familias de Badajoz recibirán hoy una carta sorprendente del colegio de sus hijos. Les dirán que el claustro de profesores ha decidido que el centro no participará en las actividades que oferta el Ayuntamiento de Badajoz hasta que el Consistorio resuelva el problema de la ausencia de conserjes en las escuelas de Infantil y Primaria de la ciudad.

Con este gesto, quince colegios pacenses dan un golpe sobre la mesa. Los profesores y los docentes que están en las directivas se muestran hartos de tener que perder tiempo de las clases y de sus tareas para asumir las competencias de los conserjes. Su principal argumento es que la falta de estos trabajadores supone un problema de seguridad, por ejemplo, porque los centros no tienen a nadie que controle las puertas. Esto podría provocar que un alumno se escapase, que se perdiese o incluso sufriese un accidente si sale a la carretera. Además, defienden que hay conserjes costeados por los ayuntamiento en la mayor parte de los municipios de Extremadura, por lo que no entienden que se elimine esta ayuda en Badajoz.

Más información

Los 15 centros que se han unido representan un 40% de los colegios del casco urbano de la ciudad y un 60% de los públicos, que son los únicos afectados por esta medida, ya que los concertados suelen tener contratados por su propia cuenta a los conserjes. Los que han pactado esta medida son el Guadiana, el Lope de Vega, el Arias Montano, el Enrique Iglesias, el Juan Vázquez, el Luis de Morales, el Ciudad de Badajoz (Llera), el Santa Marina, Las Vaguadas, el Luis Vives, el Enrique Segura Covarsí, el Nuestra Señora de la Soledad, el San José de Calasanz, el Pastor Sito y el General Navarro.

Además de informar a los padres sobre las medidas de protesta contra el Consistorio, y argumentar los problemas que les causa la falta de conserje, también van a remitir un escrito similar a los responsables municipales pidiendo, una vez más, que se contraten conserjes.

La falta de cooperación de las escuelas con las actividades municipales afectará a iniciativas como la Feria del Libro, por ejemplo, que suele invitar por las mañanas a todos los colegios de la ciudad. Tampoco participarán en otros proyectos municipales como los conciertos, las jornadas de la Oficina de Consumo o las clases de educación vial que ofrece la Policía Local a los alumnos de Primaria de la localidad. En ningún caso se suspenderán actividades que ya están en marcha como las clases de la FMD (Fundación Municipal de Deportes).

En la carta que remitirán los centros a las familias insisten en que la ausencia de conserje provoca que, a diario, dejen de atender a los alumnos para realizar otras funciones. Por ejemplo, si un niño se pone enfermo o pierde el control de los esfínteres, el docente debe abandonar la clase para localizar a la familia. El resto de alumnos quedan desatendidos.

A diferencia de los institutos, en los centros de Infantil y Primaria, los miembros de la directiva no están liberados. Es decir, parte de su horario se reduce, pero deben dar clase. Eso supone que hay momentos en los que no hay quien pueda atender el teléfono en los centros, abrir la puerta o gestionar cualquier tipo de emergencia.

Hace tiempo que hay malestar en los colegios pacenses, pero fue hace un año cuando varios centros iniciaron las protestas para recuperar la figura del conserje. En julio pasado se vio una imagen inédita, una treintena de directores de escuelas de Badajoz, incluidas las pedanías, unidos en una rueda de prensa para exigir contar con conserjes en el curso 2018/2019. Su petición no se ha cumplido, por lo que han continuado con las protestas, en este caso, cortando la colaboración con las actividades municipales.

Las familias

Paralelamente las familias también continúan movilizándose. La semana pasada la Freampa (Federación Regional de Asociaciones de Madres y Padres) organizó una reunión entre los directores de institutos y representantes de las ampas de Badajoz. En el encuentro se pactó participar conjuntamente en una protesta ante el Ayuntamiento. La concentración será el próximo 29 de noviembre a las 18.00 horas frente en Plaza de España.

Las ampas se están organizando para intentar que la protesta sea masiva. Este es el caso del colegio Santa Marina. Jorge Prieto, portavoz de la asociación de padres de este centro, explica que es un recurso muy necesario en los colegios. «Los niños pueden salirse, también puede entrar cualquiera y, cuando un profesor debe atender a un alumno con un problema, el resto quedan desatendidos».

Prieto lamenta que el Consistorio pacense se desentienda de este problema e insiste en que la contratación de conserjes es su responsabilidad. «Es un capricho político entre la Junta y el Ayuntamiento. El Ayuntamiento culpa a la Junta cuando, en este caso, la competencia está claro que es municipal. Los niños son rehenes de una lucha política».

José Ramón Rodríguez, asesor técnico de Freampa, detalla que el objetivo es movilizar a toda la comunidad educativa contra una situación que consideran injusta. «Casi cualquier localidad extremeña, por supuesto Mérida, Cáceres, Don Benito, Villanueva, tiene conserjes en sus colegios y costeados por el Ayuntamiento. En muchos casos lo hacen a través de los planes de empleo de la Junta. Eso es lo que le pedimos al alcalde de Badajoz este verano, pero no lo ha hecho».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos