Puesto a disposición judicial tras tener un accidente en Badajoz y conducir bajo los efectos del alcohol

El conductor del vehículo fue localizado cuando circulaba por una calle de la barriada de María Auxiliadora con una rueda pinchada y haciendo eses por la calzada

REDACCIÓN

La Policía Local de Badajoz ha puesto a disposición judicial al conductor de un vehículo que circulaba bajo los efectos del alcohol y que había sufrido un accidente de tráfico, quien además se negó a someterse a las pruebas de detección alcohólica.

Estos hechos ocurrieron en la madrugada del pasado sábado, 17 de agosto, cuando una patrulla de la Policía Local de Badajoz observó que un vehículo circulaba por una calle de la barriada de María Auxiliadora con una rueda pinchada y haciendo eses por la calzada, con el consiguiente peligro para el resto de usuarios de la vía.

De esta forma, tras darle el alto reglamentario, procedieron a identificar al conductor del turismo, un hombre de 60 años, quien manifestó que había chocado anteriormente contra un elemento de la vía y había pinchado la rueda delantera, aunque no sabía el lugar exacto.

Así, según ha informado la Policía Local en nota de prensa, los agentes observaron que éste se podía encontrar bajo los efectos de bebidas alcohólicas, por lo que solicitaron de inmediato la presencia de la Unidad de Policía Judicial de Tráfico de la Policía Local de Badajoz.

Acto seguido el conductor del vehículo se negó rotundamente a someterse a las pruebas de alcoholemia por lo que se confeccionó por parte de la Policía Judicial de Tráfico el correspondiente atestado policial por la presunta comisión de un delito contra la seguridad vial por conducir un vehículo bajo los efectos de bebidas alcohólicas y por negativa de someterse a las pruebas de detección alcohólica.

De este modo, el conductor quedó en la situación de investigado no detenido hasta la celebración del correspondiente juicio rápido y el vehículo fue retirado de la vía pública a través del Servicio de grúa y trasladado al depósito municipal de vehículos, quedando a disposición de la autoridad judicial.