El PSOE cree que el Ayuntamiento de Badajoz «ha tirado la toalla» con los incendios en solares

El PSOE cree que el Ayuntamiento de Badajoz «ha tirado la toalla» con los incendios en solares

EUROPA PRESS BADAJOZ.

El portavoz del Grupo Municipal Socialista, Ricardo Cabezas, reprochó ayer al equipo de gobierno del Ayuntamiento de Badajoz su «despreocupación» por los incendios en la ciudad, lo que a su juicio evidencia la «inexistente planificación para el desbroce de solares». Según Cabezas, «la verdadera ciudad encendida es la ciudad con incendios un día sí y otro también», una ciudad «cabreada por los continuos incendios que se producen en ella».

Según dijo, esos incendios tienen lugar en solares que no han sido desbrozados ni por sus propietarios ni por el Ayuntamiento cuando él es titular, ni tampoco subsidiariamente por el Consistorio «ante la pasividad de sus dueños», una situación que tachó de incomprensible por repetitiva.

El portavoz socialista puso como ejemplo el incendio ocurrido el pasado jueves en las proximidades del polideportivo Juancho Pérez, donde «el solar clamaba ser limpiado». «Estos fuegos son fruto de que el Ayuntamiento no hace suficientemente bien todos los deberes que son de su responsabilidad. Llego a pensar que los incendios no preocupan al equipo del PP y que el propio alcalde los considera un mal menor», señaló Cabezas.

«Hay una despreocupación por hacer las cosas bien y por no repetir errores año tras año -reiteró el portavoz socialista-. El alcalde no considera relevantes los incendios pues no ha exigido un control verdadero de la situación y no lo ha mejorado con el paso de los años».

Por otra parte, el portavoz socialista señaló que, excepto en la actuación prevista para las laderas de la Alcazaba, no hay previsión de invertir en desbroce de solares ni en el presupuesto plurianual, ni en los remanentes del año pasado ni en el actual. «Hay poco más de 30.000 euros por adjudicar y sin soporte presupuestario claro», insistió.

Para Cabezas, los cinco incendios acontecidos en la Alcazaba hasta la fecha son «más que suficientes para que alguien dimitiera en el equipo del PP», ya que a su juicio suponen un «signo inequívoco de incompetencia» y, de que «han tirado la toalla con este problema».