Las promociones pequeñas se retrasan por falta de interés de las constructoras

Carlos Urueña, Eladio Buzo y Luis Chacón, ayer. :: j. v. arnelas/
Carlos Urueña, Eladio Buzo y Luis Chacón, ayer. :: j. v. arnelas

El Ayuntamiento pretende construir otras 49 viviendas en la zona, pero los concursos quedan desiertos

N. R. P.BADAJOZ.

Los 35 unifamiliares que se edificarán en el Campillo, frente a la Torre de Espantaperros, no son las únicas viviendas que el Ayuntamiento de Badajoz promueve en esta zona del Casco Antiguo. El Inmuba (Inmobiliaria Municipal) también quiere rehabilitar 13 propiedades que tiene en la zona y habilitar 49 viviendas en ellas para posteriormente venderlas y alquilarlas.

Estas casas están en zonas próximas a la promoción principal. Por ejemplo, hay casas en las calles Costanilla, Eugenio Hermoso, San Lorenzo o Concepción Arenal.

En 2017 el Consistorio convocó un concurso de ideas para rehabilitar diez de sus propiedades (actualmente son 13 porque han comprado tres más). Los mejores diseños fueron seleccionados. En febrero de este año salieron a concurso cinco de esas propuestas, pero según admitió ayer el responsable del Inmuba, Luis Chacón, están encontrando dificultades para que los constructores se interesen por estas promociones, por lo que sufrirán retrasos. En algunos casos tendrán que volver a calcular los gastos para que los proyectos resulten atractivos.

Dos de los concursos, según admitió ayer Chacón, quedaron desiertos. El problema, según el responsable del Inmuba, es que los constructores ven complicado llevar a cabo las rehabilitaciones por las dificultades que supone trabajar en el Casco Antiguo. Por ejemplo, medianeras en malas condiciones, calles por las que la maquinaria es difícil que pase y complicaciones para mover los materiales. Chacón también reconoció que el hecho de tener que hacer un estudio arqueológico produce incertidumbre a los promotores, ya que temen tener que parar el trabajo si hay hallazgos.

En los últimos meses han estado trabajando en los informes arqueológicos y en convocar los concursos, pero las dificultades han hecho que tengan que replantearse varios proyectos. «Es una problemática en la zona que no preveíamos», reconoció Luis Chacón. Sin embargo, indicó que no renuncian a estos proyectos.