El primer día en la Policía Local

Los nuevos agentes posan junto a Rubén Muñoz y Toni Mesas en la inspección de Valdepasillas. / C. MORENO
Los nuevos agentes posan junto a Rubén Muñoz y Toni Mesas en la inspección de Valdepasillas. / C. MORENO

Los nueve agentes que aprobaron la oposición se incorporan a sus puestos

Evaristo Fdez. de Vega
EVARISTO FDEZ. DE VEGABadajoz

La Policía Local de Badajoz ha recibido esta semana a siete agentes en práctica que obtuvieron plaza en el último concurso convocado por el Ayuntamiento de Badajoz para reforzar el servicio. En ese mismo proceso aprobaron otros dos agentes que ya trabajaban en otras plantillas policiales, por lo que su incorporación se realizó en enero sin período de prácticas previo.

El superintendente jefe, Rubén Muñoz, ha confirmado que la ganancia real es de 11 policías, puesto que a los nueve seleccionados por oposición se sumaron otros dos que consiguieron plaza por el sistema de movilidad.

Más información

Los cuatro que ya eran policías se integraron en el servicio entre diciembre y enero. A ellos se suman ahora los siete agentes en práctica, que desde el lunes están rotando por los servicios con los que cuenta este cuerpo policial.

La formación se prolongará durante diez semanas y se suma a los tres meses y medio que ya han pasado en la Academia de Seguridad Pública de Extremadura, donde han adquirido los conocimientos teóricos y prácticos que se exigen en esta profesión.

Esos siete agentes formaban parte de los grupos de policías que durante las últimas semanas han sido vistos en los cruces más conflictivos de la ciudad haciendo prácticas de regulación del tráfico.

Concluida esa etapa académica, ahora realizarán prácticas reales en los distintos departamentos con los que cuenta la Policía Local de Badajoz: sala de telecomunicaciones 092, equipo de atestados de tráfico, unidades de proximidad, guías caninos...

El más joven de los agentes que se han incorporado tiene 26 años y el mayor ha cumplido 36. «Antes ingresaban en el servicio con 29 o 30 años, pero ahora son mayores, casi todos con título universitario».

Es el caso de Pablo Paz Corbelle, licenciado en Economía por la Universidad de Extremadura. Vive en Badajoz, tiene 36 años y ha conseguido la plaza tras presentarse a otros dos concursos en los que ocupó los primeros puestos. «Siempre me ha llamado la atención este trabajo porque tiene un contenido muy social. Espero poder realizar un servicio del que se beneficie el ciudadano».

En sus primeros días como agente en prácticas ha desarrollado su labor en la centralita del 092. «Estoy impresionado por la tecnología con la que está dotada la sala de comunicaciones», confiesa.

Algo más joven es Joaquín Pérez Valero. Procede de Almendralejo, tiene 30 años y estudió Administración y Dirección de Empresa, una especialización que ha dejado aparcada para incorporarse a un trabajo que le ofrece más estabilidad. «Con la crisis ha sido más difícil aprobar una oposición porque muchos jóvenes estaban buscando un trabajo estable. Yo hice ADE, pero siempre he tenido esta vocación que servicio público».

En enero llegaron dos que ya habían trabajado en este puesto y ahora ingresan los siete que han pasado por la Academia de Seguridad

Aunque todavía es pronto para tomar una decisión, Joaquín ya expresa su deseo de incorporarse a la unidad de atestados. «Me han gustado siempre el Código Penal y los delitos contra la seguridad vial, es un campo que me atrae».

«Es enriquecedor recibir nuevos compañeros -afirma Alicia Martín García, una de las agentes que han acompañado a los policías en formación-. Yo recuerdo que cuando ingresé en la Policía Local con 26 años era una persona muy distinta. A mí me han enriquecido mucho estos 21 años de trabajo, he madurado y he tomado conciencia de muchas realidades distintas en las que es fundamental el trabajo que hacemos».

«Los policías que se incorporan ahora vienen muy preparados, con mucha formación. Son muchos años preparando oposiciones y eso hace que los conocimientos con los que llegan sean muy útiles en el que trabajo que realizan», destaca Rubén Muñoz.

Toni Mesas, segundo jefe de este cuerpo policial, insiste en la importancia de la formación. «Es importante que todos los agentes vayan pasando por las distintas unidades para conocer cómo funcionan. La preparación que traen y la experiencia que adquieran les será muy útil en el futuro».