La Policía Local de Badajoz asistió a 24 menores ebrios en 2018, 15 más que en 2017

Jóvenes en torno a un botellón. :: HOY/
Jóvenes en torno a un botellón. :: HOY

El Ayuntamiento observa con preocupación el incremento del consumo de alcohol entre niños y en conductores

Rocío Romero
ROCÍO ROMEROBadajoz

El alcohol escala posiciones en las preocupaciones de la Policía Local de Badajoz hasta llegar a sus primeros puestos. En 2018 intervinieron en actuaciones con más menores embriagados y pillaron a más conductores ebrios al volante. Esa es una de las conclusiones del balance de la Policía Local del año pasado. La primera teniente de alcalde, María José Solana, y el jefe del cuerpo, Rubén Muñoz, dieron a conocer los datos este martes.

El dato más llamativo es el incremento de los menores atendidos por embriaguez. Si los agentes asistieron a nueve menores en 2017, el número llegó a 24 en 2018. Solana consideró que un niño no llega a tal estado de embriaguez en un solo día, sino que lo más probable es que haya consumido este tipo de sustancias con anterioridad. Por eso pide mayor implicación de la sociedad para evitar el consumo de bebidas de alta graduación entre niños.

De hecho, también han crecido las denuncias a locales por la venta de alcohol a menores al pasar de dos a seis. Los agentes han puesto, también, dos denuncias por consumo de alcohol en la calle a menores y otras 107 por botellón. En todos estos casos se han reducido las denuncias con respecto al año pasado, pero han subido las debidas a fiestas en viviendas.

En los doce meses del año pasado se produjeron 64 denuncias, lo que supone 15 más que en 2017. Los avisos por molestias en viviendas se dispararon, de 320 a 735. El jefe de la Policía Local explicó que en muchas ocasiones reciben quejas por ruidos, pero que estos cesan cuando llegan los agentes. Por lo que es complicado que terminen en denuncia.

Dos fallecidos en atropellos

Dos personas fallecieron el año pasado en accidentes de tráfico en la ciudad. Los dos eran peatones y uno de ellos fue el pequeño de cinco años que tuvo el accidente con el patinete, del que perdió el control y terminó bajo un autobús municipal.

El número de atropellos creció de 71 a 79 en un año. Aquellos que se saldaron sin heridos pasaron de uno a seis y los que terminaron con heridos llegaron a 73. De estos, 30 terminaron con heridos graves y 41 con heridos leves.

En el apartado de accidentes de tráfico se registraron 48 con ciclistas implicados, lo que supone 20 más que hace un año. De ellos, 42 tuvieron heridos.

Durante todo 2018, la Policía Local intervino en 1.487 accidentes de tráfico y en 1.180 realizaron atestado. Contó 395 accidentes con heridos.

En cuanto a los radares, el que más multó fue el de Circunvalación Reina Sofía. Ahí pillaron a 3.463 conductores a velocidad indebida, seguidos del instalado en la avenida Antonio Masa Campos (2.384 sanciones). Sin embargo, han caído en picado las denuncias por exceso de velocidad en el Puente Real. Si en 2017 puso 11.321 denuncias, en 2018 determinó 696.

Han bajado, también, las denuncias del multacar. Han pasado de 11.109 a 3.904 en solo un año. Los fotorrojos de los semáforos pusieron 901 sanciones y otras 3.168 se deben a conductores que circularon por la plataforma única.

Sin embargo, demuestra que cada vez se organizan más reuniones en domicilios donde, probablemente, se consuma alcohol. Cabe recordar que el botellón solo está permitido en el entorno del recinto ferial. Esa restricción ha llevado a muchos universitarios a reunirse en los domicilios.

De la misma manera, los agentes han intervenido en más casos con personas ebrias, al pasar de 46 a 55.

La Policía Local ha pillado a más conductores bebidos al volante en los controles rutinarios que organiza. Así, 73 han dado positivo en las pruebas de alcoholemia en lugar de las 58 del año anterior. Pero han bajado los conductores que han dado positivo en drogas, al reducirse de 54 a 31.

Además, siete personas se negaron a realizarse los tests.

Han bajado los delitos contra la seguridad vial por alcoholemia con accidente. Si en 2017 llegaron a 99, en 2018 fueron 30 menos. Las alcoholemias sin accidente han pasado de 103 a 114. Esto es, han subido.

Los accidentes provocados por conductores drogados se han reducido de cinco a uno.

Temas

Badajoz