Las pistas de Víctor en Badajoz siguen abandonadas

Hoy se cumple un año del trágico fallecimiento del pequeño de 5 años que jugaba al fútbol en la UVA

MIRIAM F. RUA BADAJOZ.

Las pistas polideportivas de la UVA siguen esperando la prometida reforma que las rebautizará como polideportivo Víctor Díaz. Hoy, precisamente, se cumple un año del trágico accidente en el que el pequeño de 5 años falleció, cuando tras perder el control de su patinete fue atropellado por un autobús poco antes de la rotonda de Cuatro Caminos, en la cabecera del Puente de Palmas.

Nada ha cambiado en los últimos doce meses en las pistas donde, como contaba su padre, Antonio Díaz 'Canete', hace un año a HOY, tantas veces se había dejado la rodilla su hijo. Hoy sigue habiendo 80 niños de entre 4 y 9 años que, como Víctor, se dejan las rodillas por jugar al fútbol en unas pistas en un estado impracticable.

Y eso que desde entonces hay una promesa pendiente del Ayuntamiento para reformar esta instalación municipal del barrio de las 800. Fue después de que la corporación municipal en pleno, pocos días después del fallecimiento del pequeño, acordara ponerle el nombre de Víctor a las instalaciones deportivas de la UVA como homenaje.

La noticia fue acogida con agradecimiento por la familia del pequeño pero también con una petición: el arreglo de las instalaciones antes del cambio de nombre. «Me gustaría que detrás de esa iniciativa haya algo por lo que nosotros hemos trabajado, que es una mejora en esas instalaciones», decía entonces su padre.

El Ayuntamiento reaccionó anunciando su reforma. Parecía inminente. De hecho, técnicos municipales estuvieron examinando el polideportivo para detectar sus necesidades. Sin embargo, hubo un cambio de planes que es lo que está retrasando su arreglo.

Como el programa europeo Edusi incluía a los barrios al norte de la vía del tren como beneficiarios, el Ayuntamiento decidió incluir la reparación de las pistas donde entrena el Club Juventud UVA para financiarla con los fondos de Bruselas y hacer así una reforma más ambiciosa.

En ese proyecto se contempla no solo la renovación del pavimento de las dos pistas y de las porterías, también un nuevo cerramiento, la iluminación perimetral del polideportivo y la ampliación de la zona recreativa, junto al pequeño escenario circular, donde se han proyectado árboles.

En total, 370.000 euros de inversión que siguen en el papel. El Ayuntamiento dice que el proyecto está hecho y entregado a Madrid para que el Ministerio (que está controlando los fondos Edusi) le dé el visto bueno y así poder sacar a contratación las obras. No aclara, sin embargo, cuándo envió el proyecto ni en qué punto de la tramitación está. Mientras tanto, hay padres de los niños que entrenan en la UVA que pagan de su bolsillo el alquiler de la pista de la Universidad para que sus hijos puedan jugar al fútbol sala con seguridad.