SOS Perrera de Badajoz busca adoptantes para evitar que sacrifiquen varios perros

Lucía, en riesgo de sacrificio. / HOY
Lucía, en riesgo de sacrificio. / HOY

La protectora asegura que los responsables del servicio han anunciado que no hay espacio y que emitirán una orden de sacrificio

N. R. P.

badajoz. Se buscan familias urgentemente para Popeye, Lucía, Maggie, Pongo, Agallas, Ernesto y Socks. Son algunos de los perros que más tiempo llevan en la perrera municipal de Badajoz y que, según la protectora SOS Perrera, están en grave riesgo de ser sacrificados.

Carmen Vega, una de las voluntarias de esta asociación, explica que los responsables de la perrera les han dicho que no hay cheniles (jaulas) libres ni espacio para más animles por lo que, si no hay adopciones, tendrán que sacrificar a varios ocupantes. SOS Perrera Badajoz no sabe qué mascotas serán las afectadas, pero ha elaborado una lista con los animales que más tiempo llevan para tratar de salvarlos.

Esta protectora lleva años peleando por evitar los sacrificios. Desde 2011 apenas se han sacrificado mascotas en la perrera, pero temen que esta práctica se vaya a recuperar muy pronto. Respecto a esto, recuerdan que el Ayuntamiento de Badajoz se comprometió a llevar una política de sacrificio cero.

En cuanto a las causas de la masificación, según Carmen Vega, hay varias. En general, el ritmo de adopciones en la ciudad ha bajado notablemente los últimos años y el verano siempre es una época complicada en la que apenas aparecen familias dispuestas a llevarse mascotas.

Además están los llamados perro potencialmente peligrosos (PPP). Se trata de las razas consideradas agresivas, aunque los ejemplares no tienen porque tener un mal comportamiento.

Este tipo de canes se abandonan mucho en Badajoz, porque hay mucha afición, pero luego su cuidado supone un esfuerzo y son necesarios varios documentos y un seguro para tenerlos. Precisamente estas últimas exigencias son las que complican también que luego encuentren una familia adoptante. Los que salven de la perrera a este tipo de animales deben contar con el chip obligatorio, estar registrado en el Ayuntamiento y tener un seguro de responsabilidad civil.

La Policía Local ha multado, esta misma semana, al propietario de dos perros PPP en el Casco Antiguo de Badajoz por llevarlos sin bozal, sin permiso, sin las vacunas pertinentes y uno de ellos sin seguro. Este tipo de sanciones son habituales por parte de los agentes locales.

En cuanto a las adopciones, desde SOS Perrera piden que todos estos procesos se hagan de forma reglada. «Tenemos casos de gente que va a la perrera, se lleva un animal y a los tres días lo tiene atado en un patio o nos lo volvemos a encontrar abandonado. Es importante seguir un protocolo, como el de nuestra asociación, para encontrar gente que se vaya a ocupar bien de los animales», añade Vega. Esta protectora cuenta con una página web en la que se puede consultar la raza, la edad y la historia de los perros que están en riesgo de sacrificio y de muchos más que también están deseando salir de su encierro.

Temas

Badajoz