Dos peñas de San Roque ganan 1,5 millones de euros en el sorteo de la ONCE

Ángela Muñino abraza a su tío Fernando en la sede de una de las peñas agraciadas. :: pakopí/
Ángela Muñino abraza a su tío Fernando en la sede de una de las peñas agraciadas. :: pakopí

Los 42 premiados, que recibirán 35.000 euros cada uno, son clientes de una frutería de Ricardo Carapeto y de una tienda de la plaza Santiago Arolo

Evaristo Fdez. de Vega
EVARISTO FDEZ. DE VEGABadajoz

Casi un millón y medio de euros repartió el miércoles Maribel Valero en San Roque, una barriada en la que 42 vecinos recibirán una inyección extra de 35.000 euros gracias al cupón que puso en sus manos una vendedora de la ONCE que nunca antes había dado un premio de esta cuantía.

Entre los agraciados, hay de todo. Pero abundaban las vecinas que bajan a diario a comprar a dos tiendas de toda la vida. «Yo me he enterado a las 7.30 de la mañana cuando ha venido Juan casi llorando. Me ha dicho que nos había tocado y casi no lo creía. Después se han incorporado más vecinos para celebrarlo», explicaba ayer por la mañana la responsable de la Frutería Águeda, un negocio en el que desde hace años funciona una peña que juega a diario el cupón.

«Yo no he cogido, por eso estoy de mala leche», confesaba Fernando Fornier Muñoz, el padre de la frutera. En su caso, no acostumbra a jugar, por eso el miércoles no se llevó a casa uno de los tres cupones que devolvió su hija.

Más suerte corrió la prima de Águeda, Ángela Muñino, que ayer por la mañana celebraba por todo lo alto que su madre, de 82 años, hubiese comprado uno de los cupones premiados en la otra peña agraciada, cuya sede se encuentra en el pequeño supermercado de barrio de la plaza Santiago Arolo, frente a la casa de la iglesia de la parroquia de San Roque.

«Me hubiese gustado celebrarlo con mi padre, que murió el año pasado, pero toda la familia tenemos una ilusión impresionante. Yo soy muy incrédula con el juego, pienso que nunca me va a tocar, ¡pero vaya que toca! Mi madre está como loca y quiere repartirlo con sus hijos y sus nietos. Somos tres hijas, seis nietos y un bisnieto, todavía no nos lo creemos», explicaba Ángela mientras la abrazaba su tío Fernando.

Historias parecidas se escucharon durante toda la mañana en la barriada de San Roque. Quienes ponían nombre y cara a los premiados aseguraban que entre los afortunados hay familias sin ingresos ni prestaciones sociales con hijos a su cargo. «Está muy bien repartido, le ha tocado a gente que lo necesita de verdad», aseguraban.

Maribel Valero vende cupones frente a los cines de San Roque
Maribel Valero vende cupones frente a los cines de San Roque / PAKOPÍ

La casualidad quiso también que entre las premiadas se encontrara la esposa de un vendedor de cupones ya jubilado. Su alegría era inmensa, por más que sus conocidos le recordaran entre bromas que su esposo nunca jamás dio un premio de tanto valor.

Cuarenta y dos cupones

Desde la ONCE se confirmó que Maribel Valero había repartido 42 cupones para el sorteo del miércoles, agraciado cada uno de ellos con 35.000 euros. «Cuando vi el número 95768 me gustó, no sé decirte la razón pero sí me pareció un buen número», añadía Águeda, que celebra el premio en primera persona dado que compró uno de los cupones agraciados. Ella, como el resto de los premiados, gastó 1,5 euros en el cupón del miércoles, una inversión que se demostró rentable.

Cada uno de ellos recibirá 35.000 euros, pero algunos de ellos ya habían calculado que tendrían que pagar 5.000 euros en impuestos. «Cuando me enteré anoche de que nos había tocado, mi madre todavía no tenía el cupón, así que me acerqué a la peña para recogerlo. No es que desconfiara, porque todos somos gente de confianza y llevamos años jugando, pero me hacía mucha ilusión tenerlo en mis manos», concluía feliz Ángela Muñino.

 

Fotos

Vídeos