Los Palomos llenan Badajoz de fiesta, reivindicación, colorido y diversidad

El público llenó la Alcazaba y el entorno de Puerta Palmas para disfrutar de la fiesta. / J. V. Arnelas

El manifiesto se ha leído en los dos escenarios de conciertos con los que ha contado 'Los Palomos', en Puerta de Palmas y la Alcazaba

EFE

La fiesta de 'Los Palomos' de Badajoz, que este sábado celebra su novena edición, vuelve a llenar de música, colorido y diversidad la ciudad, pero sin olvidar su carácter reivindicativo en la defensa del colectivo LGTBI y de los derechos humanos en general.

La celebración ha arrancado, sin embargo, este año con un incidente al haber aparecido uno de los murales de la fiesta, en concreto el de homenaje a Chavela Vargas, en la calle San Juan, con una pintada de Franco, lo que ha sido condenado tanto por el PSOE como por Unidas Podemos y lo que ha obligado a su restauración para que vuelva a estar listo para esta tarde.

Más información

'Los Palomos' quieren ser, un año más, la fiesta de todos quienes tengan que reivindicar su libertad sexual y por ello el manifiesto será leído por la integrante del área joven de Fundación Triángulo Julia Calatayud; el solicitante de asilo camerunés Raymond Abucaire; las integrantes del área trans de la fundación Ana Pastor y su hija Elsa; María Dolores Vera, abuela de un niño con dos madres; y el presidente de Fundación Triángulo, José María Núñez.

Las reivindicaciones irán por tanto en la línea de los ámbitos a quienes representan cada uno de ellos, en aspectos como el respeto o la importancia de la educación, a los cuales se suma la trascendencia de los derechos humanos con la presencia de Raymond Abucaire.

El manifiesto se ha leído en los dos escenarios de conciertos con los que ha contado 'Los Palomos', en puerta de Palmas entre las 19:00 y las 20:00 horas, y en La Alcazaba en torno a unas dos horas después, momentos en los que se esperaba una gran afluencia de público en ambos casos.

La fiesta se celebró por primera vez en abril de 2011, después de que el exalcalde del PP Miguel Celdrán afirmase en una entrevista radiofónica que en Badajoz «no hay palomos cojos, porque están todos muy sanos», lo que llevó al presentador Gran Wyoming a impulsar la organización de un evento por la diversidad y contra la discriminación en la capital pacense.

Desde entonces la iniciativa ha ido evolucionando e incorporando actividades en un gran número de ámbitos, cultural, deportivo o, gastronómico, para llevar la importancia de la diversidad a todos los sectores de la sociedad.

Como actividades previas, se han desarrollado distintas exposiciones (donde se ha abordado entre otros la vida de las mujeres trans en Centroamérica o de los jóvenes LGBTI), cine y teatro, presentaciones de libros, actividades infantiles, una ruta de la tapa o una carrera.

Este evento quiere por tanto sensibilizar a la sociedad, impulsar la lucha contra la discriminación, o visibilizar la realidad LGBTI en los ámbitos sociales donde hoy más cuesta esa normalización.

A un año de cumplir su décima edición, la fiesta de 'Los Palomos' no para de crecer, tanto en número de asistentes (se esperan 35.000) como de actividades y de artistas que, con su presencia, dan su apoyo al evento.

OBK y Lola Indigo son la punta de lanza de una novena edición donde muchos otros artistas actuarán en los dos escenarios instalados.