Los pacenses arropan a San Isidro

La procesión de San Isidro sale de su ermita. / Casimiro

El cariño por el patrón de los agricultores se combina con las ganas de pasar un día de campo y disfrutar del parque de Tres Arroyos

Rocío Romero
ROCÍO ROMEROBadajoz

El tiempo dio ayer un pequeño suspiro, los termómetros no llegaron a 30 grados y los pacenses celebraron San Isidro. La ciudad arropó al patrón de los agricultores, en un acto que contó con los coros y danzas.

Cada cuatro años toca cerca de una jornada electoral y es fijo que allí se dan cita los candidatos a alcalde. Todos con el mismo objetivo: llevarse el voto que iba dirigido a otro. La mayoría de los pacenses reciben el saludo y se dedican a lo suyo, que consiste en rendir cuentas ante el patrón y disfrutar de un día de campo con la familia y los amigos.

Los bailes de los Coros y Danzas, las canciones populares de la zona, la celebración religiosa y la procesión precedieron a los filetes empanados, los gazpachos y las tortillas de patatas. Nada como un día con una temperatura máxima de 27 grados para celebrar la primavera. Para eso no hay problemas en dividirse a un lado de la carretera y a otro. Que si uno es San Isidro, el otro es Tres Arroyos, donde algunos montaron las mesas mientras otros disfrutaron del fervor religioso. Para coger merendero y mesa hay que ser madrugador, no vale esperar a que la celebración haya terminado porque uno corre el riesgo de quedarse sin sitio.

De todas formas, una vez terminados los cantos y despeinados los rodetes, todos dejan al santo y se dedican a los placeres terrenales: Llenar la barriga, echar unas risas y disfrutar de una cerveza fría.