«El día de Año Nuevo no pudimos hacer los gambones»

E. F. V. BADAJOZ

La avería que dejó a oscuras durante doce horas a varias zonas del Gurugú, El Progreso y el Complejo Campomayor puso fin a una sucesión de cortes en el suministro que coincidieron con las fechas más señaladas de la Navidad.

El primero se produjo durante la escenificación del belén viviente preparado por los vecinos del Gurugú. Los focos instalados en la calle no encendían y tampoco el equipo de sonido, por lo que incluso se planteó la suspensión. Finalmente, el belén se desarrolló con problemas de iluminación y tampoco funcionó correctamente el equipo de sonido, que se desconectó en varias en ocasiones.

Al día siguiente, la representación se pudo realizar sin problemas, pero el día de Nochebuena volvió a irse la luz. «El día de Año Nuevo iban a venir mis hijos a comer. Habíamos comprado una caja de gambones, pero a las tres y media de la tarde estábamos sin comer porque también se fue la luz», dijo ayer Ricardo Cabezas Carrasco, presidente de la Asociación de Vecinos del Gurugú.

Su hijo Ricardo, portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Badajoz, denunció esos cortes eléctricos en los primeros días del año. «Entonces todavía no se había producido el incendio del lunes. Se veía venir que había un problema serio».

El concejal contactó ayer con la consejera de Economía a Infraestructuras de la Junta de Extremadura, Olga García, para pedirle que se interese por el problema surgido y que analice lo ocurrido. «Yo ya dije a principios de año que el día de Reyes volvería a irse la luz, y se fue por la mañana. Pero es que además por la noche salió ardiendo el transformador y los vecinos estuvieron sin luz la noche más fría del año. Y allí no se puede encender la calefacción porque no llega el gas ciudad, como tampoco hay fibra óptica. Esa zona necesita más atención».