Noches de música y poesía a orillas del Guadiana

Javi Fernández tocando en una de las actuaciones. :: pakopí/
Javi Fernández tocando en una de las actuaciones. :: pakopí

ELENA FIGUEROA FALCÓN BADAJOZ.

Una vez más, el Micro Abierto de Badajoz (MAB) enciende la noche del miércoles pacense. A partir de las 22.30 horas, asistentes de todas las edades se congregan cada semana para disfrutar de una fresca velada de arte y cultura.

La iniciativa, antes celebrada en la sala Mercantil, ha sido recientemente trasladada al paseo Fluvial, entre el puente de Palmas y el puente de la Autonomía.

La semana pasada arrancaron, con el beneplácito de la Concejalía de Cultura, las sesiones de micro abierto al aire libre, lo que ha permitido al MAB ampliar su aforo, antes más limitado. Los promotores han anunciado sus intenciones de alargar la actividad hasta septiembre.

Los promotores pretenden extender la actividad hasta septiembre

Aunque menos atestado que el miércoles primero de agosto -quizás por haber coincidido con la inauguración de las proyecciones de cine de verano en el López de Ayala-, el Micro Abierto de Badajoz acogió la semana pasada en torno a un centenar de personas.

Jóvenes, adultos, niños, ancianos e incluso mascotas no quisieron perderse las actuaciones de una docena de participantes que se atrevieron a agarrar el micro.

Entre los habituales, estuvo Javi Fernández con el tono intimista de su voz y su guitarra. También acudió Manuel González, autor del libro 'Intervigilium', quien señaló la capacidad de la literatura para transgredir como contrapoder.

Incluso el propio Pepe Peña, impulsor del proyecto, se subió al escenario, aunque esta vez sin su Garden Band.

Ellas tampoco faltaron a la cita. Artistas como Aroa Algaba, Ana Moríñigo o Aracna hechizaron al público con música y poesía llenas de compromiso.

Ganas y creatividad

Además, Peña manifestó estar «orgulloso de estar rodeado de gente capaz de hacer cosas guays y que además sea súper limpia», refiriéndose al respeto profesado por los asistentes hacia el entorno del Guadiana. Asimismo, contó que en la última edición «al desmontar, sólo encontramos una botella». El concepto de micro abierto parece relativamente fácil de entender y de realizar. Un escenario, equipo técnico, respeto y gente creativa con ganas de compartir y expresarse ante los demás son los ingredientes necesarios para alumbrarlo.

Pepe Peña, consciente del reciente éxito de esta iniciativa en diversos puntos de la geografía española, dio cuenta de la necesidad de esta alternativa cultural en una ciudad como Badajoz.

Después de casi dos años de MAB, este joven músico puede asumir con orgullo haber sido el ideólogo de una de las citas semanales preferida por los pacenses.

Con el Micro Abierto de Badajoz, no solo la ciudad ha enriquecido su oferta de ocio cultural, sino que además se ha abierto una puerta para que el arte pacense pueda ver la luz y para que los más aficionados puedan perder el pudor a la hora de subirse al escenario.

Para participar, el proceso también es sencillo. Los artistas, generalmente jóvenes músicos y poetas, únicamente necesitan inscribirse a través de las redes sociales para dar cuenta de su asistencia. La entrada al espectáculo es libre, gratuita y para todos los públicos.

Ahora más que nunca, esta propuesta se hace necesaria para los pacenses, que ante el cierre de muchos locales y salas de conciertos -como el propio Mercantil- en la ciudad, reclaman nuevas alternativas de ocio y cultura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos