«Los niños pueden ser princesas y las niñas pueden ser guerreras»

Alumnos de Skene durante una de las actividades en el taller de teatro y creatividad infantil. :: j. v. arnelas/
Alumnos de Skene durante una de las actividades en el taller de teatro y creatividad infantil. :: j. v. arnelas

La escuela de formación teatral imparte talleres infantiles y prepara a jóvenes para las pruebas de acceso de la ESAD | En el taller de teatro y creatividad infantil de Skene Teatro los niños se dejan llevar por la imaginación

THAMIRIS MITTERBADAJOZ.

«Aquí tienen libertad. Los niños pueden ser princesas y las niñas pueden ser guerreras. En Skene no existen los límites sociales», cuenta Cristina Fernández, fundadora y directora de Skene Teatro.

Este es el tercer verano que se realizan talleres de teatro y creatividad para niños de 4 a 14 años en esta escuela de formación teatral situada en la calle Blas Infante, en el Casco Antiguo de Badajoz.

Durante las cinco horas de taller los niños pueden ser lo que quieran, sin prejuicios y sin ser juzgados. Eligen qué ropa vestir, si se quieren maquillar o si ponerse tacones o no. Una vez que entran en Skene se olvidan de todos los límites impuestos por la sociedad.

El objetivo es que los niños se olviden en las sesiones de los límites impuestos por la sociedad

Además, desarrollan la empatía y el trabajo en equipo. «Si el compañero no se acuerda del texto, se ayudan entre ellos», aclara Fernández.

Dividen las cinco horas en dos: de 9 a 11.30 se dedican a las manualidades: hacen máscaras, libretas, muñecos, marionetas con calcetines y pelotas de malabares; después llega un descanso para el desayuno y a partir de media mañana empiezan las actividades teatrales, como improvisación, juegos dramáticos, escenografía o maquillaje. También escriben sus propias obras y luego las representan.

Los padres pueden optar por apuntar a sus hijos el tiempo que quieran. Es decir, pueden ir días sueltos, una semana o hasta que se termine la escuela, el día 31 de agosto.

Las mañanas en Skene son muy divertidas y productivas. No solo aprenden los pequeños, sino que gracias a ellos la monitora puede ver el mundo desde otra perspectiva. «Llamamos espacio a la zona de trabajo. En una ocasión estaba calentando con ellos y dije 'ahora caminamos por el espacio', y se pusieron literalmente a caminar por el espacio, iban sin gravedad», cuenta riéndose. «Claro, son cosas que los adultos obviamos, pero ellos van más allá porque no tienen toda la carga que llevamos los mayores».

Skene Teatro fue fundada en julio de 2017 por Cristina Fernández y Marysol Díaz, dos mujeres valientes que se conocieron en 2004 cuando estudiaban interpretación textual en la Escuela de Teatro y Danza de Olivenza. Cuatro años más tarde decidieron crear una asociación, «pero no sabíamos qué hacer con ella», recuerda Fernández.

Un año después se creó la Escuela Superior de Arte Dramático (ESAD) de Extremadura y decidieron formarse en Dirección y Dramaturgia, para así poder dedicarse a la docencia. Tenían la asociación y las ganas de hacerla crecer, pero no sabían qué les esperaba en el futuro. «En 2016 nos sentamos y dijimos: tenemos la asociación desde hace ocho años, vamos a hacer algo».

El principio no fue fácil. Había poca gente involucrada, contaban con un lugar para las actividades más pequeño que el actual y también tenían dudas, pero sabían que para lograrlo era necesario arriesgar. En ese momento se guiaron por la «necesidad propia de tener un espacio en el que nosotras pudiésemos crear nuestras piezas». Además, querían ofrecer a otras personas que tienen la misma pasión que ellas la oportunidad de formarse en el arte escénico.

Aparte del taller de teatro y creatividad infantil en verano, durante el resto del año, de septiembre a junio, imparten clases regulares de técnicas interpretativas para niños, jóvenes y adultos. El 13 de septiembre se inaugurará el nuevo curso con la presencia de Charles Delgadillo, que fue profesor de voz en la ESAD de Extremadura.

Los fines de semana realizan también talleres especializados en los que cuentan con la participación de profesionales de renombre como Silvia Garzón, actriz de la compañía Atalaya TNT, que estuvo en una de las actividades el año pasado. «Además de las clases y talleres tenemos pensado realizar un espectáculo de pequeño formato una vez al mes», añade Fernández entre las novedades para el próximo curso.