Muere un hombre de 66 años en la piscina climatizada de San Roque

Piscina climatizada de San Roque, que fue precintada por causas técnicas:: PAKOPÍ/
Piscina climatizada de San Roque, que fue precintada por causas técnicas:: PAKOPÍ

El fallecido se acababade tirar al agua cuando empezó a sentirse mal al sufrir un infarto

J.L.G.

Un hombre de 66 años falleció este martes mientras nadaba en la piscina climatizada de San Roque. Según el parte del 112, el suceso tuvo lugar pocos minutos antes de las cinco de la tarde. Otras fuentes de la Fundación Municipal de Deportes explicaron que todo apuntaba a un infarto y que pese a las labores de reanimación practicadas por los socorristas y los efectivos del 112 resultó imposible salvar su vida.

Según ha podido saber HOY, el hombre tenía sobrepeso y no era usuario habitual de esa piscina. Fue nada más lanzarse al agua cuando empezó a sentirse mal y se agarró a una corchera. Una monitora socorrista se percató de que se encontraba mal y se lanzó a por él para sacarlo del agua. La enfermera de la piscina se encargó de la situación, un triatleta que estaba entrenando también colaboró, así como una mujer que se identificó como pediatra. Llegaron incluso a usar el desfibrilador que hay en esta instalación municipal, pero ni ellos ni los sanitarios del 112 fueron capaces de reanimar al hombre.

Hasta el lugar de los hechos acudieron una unidad medicalizada del SES, además de agentes de la Policía Nacional y también de la Policía Local. Tras el suceso la instalación quedó precintada.

Este fallecimiento es el primero que se produce en una piscina pública de Badajoz. Otras muertes haciendo deporte en instalaciones municipales han tenido lugar practicando squash, tenis, judo o en las pistas de atletismo de La Granadilla.