Celso Morga ve como «una causa justa» la integración de Guadalupe en una diócesis extremeña

Celso Morga ve como «una causa justa» la integración de Guadalupe en una diócesis extremeña

«Mientras esté aquí como arzobispo, y en comunión con Coria-Cáceres y Plasencia, reivindicaré que Guadalupe pase a una jurisdicción eclesiástica de Extremadura, pues es más justo», ha incidido

EFE

El arzobispo de Mérida-Badajoz, Celso Morga, considera que la solicitud de que Guadalupe pase a formar parte de la jurisdicción eclesiástica extremeña es «una causa justa», por lo que afirma que será algo que reivindicará mientras continúe en su actual cargo.

Morga ha manifestado que entiende las «dificultades» que ese cambio de jurisdicción comporta, al formar parte de un statu quo histórico «muy fuerte», aunque ello no es óbice para que «desde el primer momento» le pareciese «una causa justa» por parte de la sociedad extremeña.

«Mientras esté aquí como arzobispo, y en comunión con Coria-Cáceres y Plasencia, reivindicaré que Guadalupe pase a una jurisdicción eclesiástica de Extremadura, pues es más justo», ha incidido.

Celso Morga ha valorado por otra parte el papel que tiene hoy la Iglesia extremeña y en este sentido ha destacado la «alegría» que ha supuesto la ordenación de José María Gil Tamayo como nuevo obispo de Ávila.

En este sentido, y a tenor de las palabras de José María Gil Tamayo, quien en su toma de posesión considerase injusto querer extender un velo de sospecha sobre los sacerdotes, Celso Morga ha recordado que dentro del «drama» que supone un solo caso de pederastia, en la Iglesia española se han dado pocos casos. «Decir que cómo hay muchos casos en la Iglesia en el mundo también en España debe haberlos es un silogismo que no responde a la realidad», ha afirmado.

Papel de los obispos en Cataluña

En cuanto al papel de los obispos en Cataluña y sobre las críticas que reciben desde algunos ámbitos, el arzobispo de Mérida-Badajoz entiende las dificultades que un pastor se encuentra en esa comunidad autónoma pero «lo que no se puede nunca es posicionarse por alguna de las partes -aclara-, pues se ha de ser pastor de todos».

«El derecho canónico indica a sacerdotes y obispos no hacer política, lo que responde a la prudencia de la Iglesia desde hace siglos, y en este sentido cuando un pastor hace política nunca es positivo», ha dicho.

Celso Morga ha hecho un balance «muy positivo» de su etapa al frente del Arzobispado de Mérida-Badajoz, aunque ha afirmado que se deben resolver diversos retos y a este respecto ha recordado que este año «ha habido problemas para cubrir alguna parroquia».

Según ha expresado, el problema de escasez de clero acontece en todo el mundo occidental, situación que no obstante se está superando en bastantes diócesis.

Dificultades económicas

Por otra parte, ha recordado las dificultades económicas que padecen hoy muchas familias, para poner el especial foco en las personas mayores que viven con una pensión mínima y en las familias a quienes el sueldo no les llega para atender a sus hijos.

Aunque organismos como Cáritas atestiguan que la crisis ha disminuido, «permanecen aún muchas bolsas de pobreza», ha lamentado.

Celso Morga también se ha referido al convenio firmado entre el Arzobispado y la Diputación de Badajoz para la restauración de distintas iglesias en pueblos de la provincia, cuyas obras han permitido ya distintas actuaciones. Así, se recuperan ya distintos templos, actuaciones que han servido incluso para encontrar en Almendral, por ejemplo, una pieza del periodo visigodo.