Los monumentos de Badajoz abrirán los fines de semana y festivos a partir de otoño

Un grupo de visitantes dentro del fuerte de San Cristóbal. :: HOY/
Un grupo de visitantes dentro del fuerte de San Cristóbal. :: HOY

El Ayuntamiento abordará sacar los coches de la Alcazaba y cerrarla por las noches durante este legislatura

MIRIAM F. RUA

A partir de otoño, los monumentos de Badajoz podrán visitarse todos los fines de semana, festivos y puentes del año. El Ayuntamiento está a punto de contratar a vigilantes de seguridad para que se encarguen de abrir los monumentos, controlar el acceso y vigilarlos.

Este servicio, que salió a concurso por 239.760,56 euros para dos años con la posibilidad de prorrogarlo otros dos, está a punto de adjudicarse. Lo confirmó ayer el concejal de Patrimonio y Turismo, Jaime Mejías.

El fuerte de San Cristóbal, la torre de Espantaperros, la galería de fusileros del baluarte de San Pedro, las torres del interior de la Alcazaba (Santa María y la de los Acevedos) y el yacimiento del Alpéndiz –que ayer empezó a desbrozarse– son los monumentos que se abrirán al público.

Se establece así un horario estable de apertura de los enclaves patrimoniales a los que solo se puede acceder ahora de forma puntual, coincidiendo con las visitas organizadas por la Oficina de Turismo o por algún periodo de especial afluencia de visitantes.

En el periodo de invierno (de enero a junio y de octubre a diciembre –hasta el puente de la Inmaculada–), el horario de apertura abarcará los sábados y domingos de 10 a 14 y de 17 a 19 horas. En verano (julio, agosto y septiembre), se abrirán también los viernes por la noche de 21 a 23 horas y los sábados y domingos de 10 a 14 y de 21 a 23 horas, según figura en el pliego de condiciones del contrato. En principio, para esta apertura de monumentos el Ayuntamiento ha pedido un mínimo de ocho personas (uno por monumento, excepto el fuerte de San Cristóbal que requiere dos vigilantes por sus dimensiones).

Por otra parte, el yacimiento arqueológico del Alpéndiz, descubierto junto a la cafetería de la facultad de Comunicación, va a someterse a una próxima intervención que consistirá en la restauración, consolidación de las estructuras de los hallazgos y cubrición parcial para protegerlo tanto de las inclemencias del tiempo como de actos vandálicos.

Proteger el yacimiento

Mejías avanzó ayer que se está redactado el proyecto de obras para acometer estos trabajos, en el marco del convenio de colaboración entre la Junta y el Ayuntamiento para las tareas de conservación de la Alcazaba.

Por último, el edil de Patrimonio adelantó que en esta legislatura se va trabajar en el cierre nocturno de la Alcazaba así como en terminar con los aparcamientos dentro del recinto árabe, una vez que se tengan sobre la mesa alternativas para absorber los vehículos que estacionan en la explanada de puerta de Carros.