Un microclima en el colegio por 80 euros

Los escolares del Santo Tomás disfrutando del microclima en su patio. :: casimiro moreno

Natalia Reigadas
NATALIA REIGADASBadajoz

Hace diez días Eugenio Mangas estaba muy preocupado. Se iba a celebrar el Día del Centro en el colegio en el que es director, el Santo Tomás de Aquino, en el barrio de San Fernando, pero todas las actividades estaban en el aire porque la previsión indicaba que en Badajoz se iban a superar los 33 grados. De repente tuvo una idea, se acordó de los bares que colocan microclima en las terrazas, esos aspersores que mojan ligeramente y sirven para bajar la temperatura en los exteriores. Llamó a un profesor del centro, Jesús González, que es habilidoso con las herramientas, y el resultado es que ahora los alumnos de esta escuela tienen uno de los patios más frescos y divertidos de la ciudad.

La inversión es lo más sorprendente. El sistema de microclima que han ideado para el patio les ha costado 80 euros. Se trata de una manguera enganchada a una toma de agua y tres líneas de riego, como las que se instalan en los huertos. Cuando la temperatura del patio es excesiva, lo conectan y en unos minutos la temperatura baja. Los chorros, además, sirven para empapar el suelo ligeramente y evitar que se levante polvo, ya que la mayor parte de su patio es de tierra.

El sistema ha quedado tan bien, que los responsables del centro han decidido ampliarlo. Actualmente las líneas están colgadas entre el porche y una canasta de baloncesto. Van a instalar otro poste en otro punto del patio para colocar más líneas de riego y que la zona con microclima sea más amplia. Eugenio Mangas explica que el Santo Tomás de Aquino es una de las escuelas más antiguas de Badajoz, por lo que no está adaptada para las épocas de calor. Actualmente están de obras porque se quedaron sin espacio y la Junta de Extremadura está construyendo en la misma parcela, que da a la avenida Carolina Coronado, un edificio auxiliar para trasladar algunos servicios. El pabellón antiguo, sin embargo, seguirá igual. «Hay cuatro aulas en la segunda planta donde la temperatura llega a subir de los 30 grados. Otros años hemos bajado a los escolares a dar clases abajo, pero este verano no podemos porque estamos en plena mudanza por las obras. Con esto en el patio al menos descansan del calor y pueden disfrutar del recreo», explica Eugenio Mangas.

Este centro redujo el horario el año pasado, pero la mayor parte de los padres no podían recoger a sus hijos antes

El director revela que el año pasado, cuando Educación les autorizó a reducir el horario escolar, no les sirvió de solución porque apenas el 1% de los padres podían ir a recoger a sus hijos antes de las dos. El resto, por motivos laborales, no se lo podrían permitir.

Medidas insuficientes

Jesús González, el maestro responsable de la instalación, cree que las soluciones que se han planteado al calor que hace en las aulas son insuficientes. «Iban a colocar fuentes y no han llegado y además solo las iban a poner en Secundaria. En Primaria será que no tienen sed los niños y reducir el horario no sirve porque los padres no pueden recogerlos».

González propone que los técnicos de la Junta hagan una revisión completa de las escuelas. «No se trata de hacer una gran inversión. A lo mejor en un centro vale con cristales antitérmicos o en otro solo necesitan 4 aparatos de aire acondicionado en las aulas con más calor y no hace falta cambiar el sistema eléctrico. Quizá en alguno baste con ventiladores de techo. Lo que falta es voluntad, pero creo que se puede hacer mucho sin una gran inversión», dice este docente.

Un ejemplo es el microclima improvisado, como el del Santo Tomás, que podría instalarse en otras escuelas. Es una opción para rebajar la temperatura y que los escolares puedan aprovechar el tiempo del recreo incluso cuando hace mucho calor. También puede aplicarse para las clases de Educación Física en los centros que carecen de gimnasio acondicionado.

En cuanto a las obras del Santo Tomás, se prevé que terminen en septiembre. Al nuevo edificio se trasladará la biblioteca, tres aulas de Infantil, dos aulas de apoyo y tres despachos.