Mercabadajoz abrirá a mediados de julio reformado para atraer negocio

Los operarios rematan los puestos a la espera del cambio en la fachada. JOSÉ VICENTE ARNELAS /
Los operarios rematan los puestos a la espera del cambio en la fachada. JOSÉ VICENTE ARNELAS

Hay 24 puestos contratados para fruta y verdura, pescadería, productos cárnicos, preparación de comida y logística

Rocío Romero
ROCÍO ROMEROBadajoz

A mediados de julio levantarán las persianas los nuevos puestos de Mercabadajoz, que enfila la recta final de su renovación para atraer negocio. El edificio acumula 45 años y necesitaba una inversión. Los operadores de fruta y verdura se han ido marchando a otros locales más modernos, aunque algunos están volviendo ahora para instalarse de nuevo en este recinto. Quedan entre seis y ocho de puestos disponibles de un total de 32 a un precio de 500 euros al mes, lo que incluye el mantenimiento de las zonas comunes.

Reproducción de cómo quedará el mercado una vez terminado:: ARNELAS
Reproducción de cómo quedará el mercado una vez terminado:: ARNELAS

Mercabadajoz es una sociedad que pertenece a la empresa pública Mercasa en un 98% y en un dos por ciento al Ayuntamiento de Badajoz. El consejo de administración está presidido por el alcalde Francisco Fragoso. Las administraciones han invertido 700.000 euros para esta reforma, que comenzó en marzo y que ya se puede apreciar. Están rematando ya los interiores, pero se puede ver cómo quedará el pasillo interior con acceso para cada local y una gran parte de las zonas exteriores.

Interior y pasillo central de la nave con los accesos a los nuevos puestos:: ARNELAS
Interior y pasillo central de la nave con los accesos a los nuevos puestos:: ARNELAS

Su actividad central era el comercio de fruta y verduras hace años, pero el sector fue cambiando. Los operadores apostaron por dependencias mayores y, aunque unos pocos permanecieron y otros anuncian su vuelta, otras actividades alimentarias han ganado espacio. Desde transformación de comidas hasta productos cárnicos y pescaderías. «A Mercabadajoz le interesa recuperar parte de esa fruta, pero sabemos que los canales de distribución son otros y no van a venir todos aquí», explica el gerente, Ramón Muñoz. De ahí que se hayan abierto a todo tipo de negocios, incluida la logística para servir de almacén desde donde después puedan repartir hacia otros puntos. Son unas instalaciones mucho más pequeñas que las que cada empresa se puede construir en la plataforma logística. Pueden funcionar, y así hay alguna empresa comprometida ya, como puntos de reparto. Hay 24 puestos ocupados.

«En la ciudad habrá unas 5.000 personas con relación indirecta con estas instalaciones» Ramón Muñoz Bigeriego Gerente de Mercabadajoz

De todas formas, los puestos reúnen los requisitos para gran parte de las actividades alimentarias y, aunque cada empresario tendrá que adaptar el puesto con el que se quede, están ya preparados para convertirse en cámaras frigoríficas. Nuevas instalaciones eléctricas, sistema antiincendios y estructura ignifugada, arquetas sanitarias, ledes en los pasillos y pavimento de resina son algunos cambios.

En la parte superior de cada puesto, existe otro espacio preparado para convertirse en oficina con acceso independiente interior. Hay locales simples o dobles. Cada uno cuenta con 98 metros cuadrados de superficie en la planta baja destinada a almacenamiento, exposición y venta, y unos 20 metros cuadrados en planta alta para oficinas.

Aunque el mercado de abastos fue perdiendo negocio, las otras naves de alimentación que se construyeron hace una década continúan funcionando sin problemas. Así que actualmente trabajan unas 250 personas en el recinto. La idea es que una vez que los nuevos puestos estén ocupados congregue cada día a 300 empleados. «Estamos hablando de que habrá unas 5.000 personas en la ciudad con relación directa de alguna forma con estas instalaciones cuando vuelvan los operadores», señala Ramón Muñoz.

Exterior de uno de los antiguos puestos, las fachadas también cambian: :ARNELAS
Exterior de uno de los antiguos puestos, las fachadas también cambian: :ARNELAS

Las obras también se han desarrollado en los exteriores. Gran parte de las fachadas han cambiado ya los ladrillos vistos por paredes blancas y verdes. En el lateral de cada puerta podrán poner el número de puesto del que se trata y el nombre comercial al otro. Se homogeneizará así la imagen, por lo que el acceso principal también contará con una nueva portada en color verde y señalética renovada.

Las obras llegan también a los muelles de carga y descarga, han realizado una rampa para facilitar el acceso de los discapacitados y han mejorado las zonas comunes de un recinto de se aproxima a los 700.000 metros cuadrados. En este espacio hay otras naves, como se ha indicado antes, y un área de servicio dotada de gasolinera y zona de descanso, lavado de vehículos y una cafetería. El proyecto es de Catia Ingeniería y Arquitectura y lo desarrolla Construcciones Ojalma.