«Con 'El médico' estoy cumpliendo muchos sueños que veía imposibles»

José Antonio Moreno como Barber en el pase gráfico de 'El médico'. :: hoy/
José Antonio Moreno como Barber en el pase gráfico de 'El médico'. :: hoy

Da vida a Barber en el musical revelación de la temporada en Madrid

Antonio Gilgado
ANTONIO GILGADOBadajoz

A José Antonio Moreno (Badajoz, 1977) muchos le recuerdan de su paso por la radio y la tele regional. Pero basta escucharle pocos minutos para descubrir materia prima en la garganta para el doblaje y la música. Tras varios años participando en musicales tiene entre las manos el papel más importante de su carrera. Representa a Barber en 'El médico', una adaptación de la novela de Noah Gordon que apunta a montaje revelación tras su estreno en el Nuevo Apolo de Madrid.

-¿Cómo llega a 'El médico'?

-Pues de la forma más convencional. Se convoca un casting de la compañía porque buscaban tres voces líricas. Yo me preparé para tres papeles diferentes, con tres tesituras muy distintas de voz. Barítono, bajo-barítono y un barítono con tintes cómico. El más difícil, sin duda, es el personaje de Barber, requiere de mucha resistencia y de variedad actoral. Pasé para los tres papeles y me dijeron que Barber debía ser mío porque se trata de un personaje que tiene mucho morro y alguien que se prepara los tres papeles también lo tiene. A mí no me parecía tan raro, yo pensé: ¿si puedo dar para los tres, por qué no?

-¿Qué sensaciones le dejó el estreno?

-Sabíamos que teníamos entre las manos una novia muy guapa. Un material maravilloso, una música increíble y un libreto de gran altura. La gente nos ha premiado como no podíamos imaginar. Cada noche el público termina de pie aplaudiendo y nos da la gracias por la emoción.

-Con ustedes se invierte la tendencia actual de importar musicales.

-Yo creo que estamos ante el primer gran musical cien por cien español. Tampoco se suele invertir tanto dinero en un musical nuevo. Se ha hecho todo a la americana. Primero giramos con una adaptación teatral para probar material. Al público le gustó y esto hizo que algunos inversores se sumaran. Cuando empezamos a hacer ruido, mucha gente pensó: «'El médico' puede molar mucho». Después, nos encerramos seis meses para prepararlo todo. Y ahora vemos que mola mucho.

-¿Qué recuerdo tenía del libro antes de meterse en el proyecto?

-Yo leí la novela hace un montón de tiempo. Lo recordaba como una nebulosa. Fue maravilloso volver a reencontrarme con Barber. Es el más atractivo de todos. Cómico y violento a la vez. Me encantó ver como se materializaba cada uno de los recuerdos que tenía.

-Nota ya la repercusión que implica este montaje.

-Con 'El médico' estoy cumpliendo muchos sueños que veía imposibles. De repente un día te dicen que vas a Londres para grabar con la Sinfónica de Londres, o en una reunión coincides con el productor de U2 o de David Bowie. He hecho cosas que nunca pensaba que podría hacer, como trucos de magia con fuego.

-A usted se le conoce más en Extremadura por la tele o la radio. A muchos les ha sorprendido la faceta musical.

- En televisión me daban proyectos muy vistosos. Recuerdo, por ejemplo, 'La sala eléctrica'. Con todo esto, la música pasaba desapercibida, pero siempre me la tomé muy en serio aunque el público no lo viera. Las cosas cambiaron de la noche a la mañana por un casting.

-Y aterriza usted en 'Grease'.

-Nunca me han regalado nada, pero supongo que debo tener suerte. El primer casting al que me presenté fue en Barcelona y allí estaba Coco Comín buscando un Vince Fontaine para 'Grease'. Vince Fontaine es uno de los personajes más deseados de esta profesión. Hay que cantar mucho 'soul'. Yo aprendí con Stevie Wonder y Prince. En Montijo, cuando era un niñato, iba disfrazado de Prince. Esos quince minutos con Coco Comín funcionaron. Apostó por mí. Yo en Extremadura no podía hacer muchas cosas de actor de musical. Entre las experiencias de la tele, la música y un poco de suerte, entré de cabeza en el mundo de los musicales. En diciembre de 2011 terminé de trabajar en Canal Extremadura y en enero de 2012 empecé a trabajar en 'Grease'.

-Volviendo a 'El médico', ¿qué camino le espera ahora a este montaje?

-Ahora mismo estamos en un punto de enamoramiento total. La gente nos lanza flores continuamente. Esto puede ser un año o cinco. No lo sabemos. Estos primeros meses resultan decisivos para el futuro inmediato. En el estreno había mucha gente haciendo cábalas sobre el tiempo en cartel. Santiago Segura decía que entre tres y cinco años. Ojalá. Sí sabemos que viajará al extranjero. Casi seguro a Alemania y Londres y con toda seguridad a Broadway. He ido allí muchas veces como espectador y he aprendido mucho. Soy muy práctico y todo lo que veo y me gusta lo quiero aprender.

-Se ha comentado mucho el viaje de Noah Gordon, a sus 92 años, desde Estados Unidos para ver la versión que hacen ustedes.

-Nos dijeron que le hacía especial ilusión conocer al reparto por el cariño que tiene a los personajes. Su hijo nos contó que a menudo se ponía vídeos de las canciones, pero nunca pensé realmente que iba a venir hasta que lo vi en el vestíbulo del Nuevo Apolo. Recuerdo que me abrazó tras el estreno y fue bonito escuchar de su propia voz todo lo que habíamos creado.