«Casi nos matamos porque la rotonda de la plataforma logística no está iluminada»

Marcas de varios accidentes en la rotonda. :: PAKOPÍ/
Marcas de varios accidentes en la rotonda. :: PAKOPÍ

Un joven pacense denuncia que se han producido varios siniestros en la nueva glorieta de la carretera de Campomayor

Natalia Reigadas
NATALIA REIGADASBadajoz

Ana María Guzmán tiene 22 años y un latigazo cervical. Ha comenzado la rehabilitación. Es una de las últimas personas que han sufrido un accidente en la nueva rotonda de la carretera de Campomayor, la que dará acceso a la futura plataforma logística, pero no es la única víctima. La prueba es que hay varios fragmentos de bordillo destrozados y marcas de rodadas, al menos cuatro, en el interior de la glorieta. Se han producido varios siniestros en solo cuatro meses desde que se inauguró esta nueva intersección.

En el caso de Ana María, conducía su padre, que tiene lesiones en el cuello y en la muñeca. «Tenemos un campo en Portugal y nos levantamos para venir a trabajar a Badajoz. Eran las 6.40 horas. Íbamos por la carretera y no se veía nada porque es una zona aislada y no encienden las farolas. Entramos en la rotonda, cogimos arena y el coche se fue recto».

Su vehículo rompió el bordillo de la glorieta y entró en el interior. Ha sido considerado siniestro total. Sus ocupantes están indignados y culpan del siniestro a las condiciones de esta rotonda. «Tiene farolas, se las instalaron, pero no las encienden y encima pasan camiones a diario a las obras de la plataforma y cae arena, así que se puede resbalar, como nos ocurrió a nosotros. Casi nos matamos por tener la rotonda así. No es normal».

El mayor peligro, para Ana María Guzmán, es la falta de visibilidad. Se trata de una carretera recta sin ningún edificio ni infraestructura, por lo que los coches van por un tramo completamente oscuro. Antes de llegar a la rotonda hay señales y reductores de velocidad, pero esta joven alega que tampoco se aprecian correctamente por la falta de iluminación. Además, hay varias señales caídas a consecuencia de algunos de los accidentes.

Otro problema, añade Guzmán, es que la glorieta suele estar sucia, llena de arena. Considera que esa gravilla provocó su accidente y cree que puede estar detrás de otros siniestros. Por eso esta pacense pide que se revisen las condiciones de esta glorieta, especialmente que se enciendan las farolas que se instalaron al urbanizar la zona.

«Hay mucha gente que pasa por esa rotonda a diario y ya van varios accidentes graves. Puede ocurrir una desgracia. Al menos, que esto sirva para que lo arreglen y no ocurra más», pide Ana María Guzmán.

La glorieta, que se abrió al tráfico en julio, está fuera del casco urbano, por lo que los accidentes son interurbanos y son atendidos por la Guardia Civil de Tráfico.

Esta glorieta no es el único riesgo para el tráfico que hay en el acceso a Badajoz desde la carrera de Campomayor, que enlaza con la avenida Padre Tacoronte. A solo unos metros de la rotonda de la plataforma logística está el paso elevado sobre la autopista A-5. Se trata de un cambio de rasante donde también se aprecian golpes, frenazos e incluso una cruz que marca el lugar de un siniestro mortal. Hace más de un año, la Junta de Extremadura se comprometió a instalar una doble glorieta que eliminase el peligro de este cruce.

«No se veía nada y, al entrar en la glorieta, el coche pisó arena y perdimos el control»

«No se veía nada y, al entrar en la glorieta, el coche pisó arena y perdimos el control» Ana María Guzmán Víctima de un accidente

El riesgo también está relacionado con la falta de visibilidad. Al estar en un cambio de rasante, los coches cruzan para acceder a la A-5 casi a ciegas. Mientras, otros vehículos pasan a bastante velocidad por la carretera de Campomayor y así se producen las colisiones. La solución será instalar un doble anillo, es decir, dos glorietas, que sirvan de entrada segura a la autovía. En el mes de julio la administración regional apuntó a que el inicio de esta obra era inminente. Para ello licitó 2,9 millones de euros que será el presupuesto aproximado del doble anillo. Se trata de una obra compleja, ya que son infraestructuras de gran tamaño.

Otras obras pendientes

Estas dos glorietas se unirán a la que ya se inauguró hace cuatro meses como entrada a la plataforma logística, donde ha habido varios siniestros. Pero no serán solo tres. En el futuro está prevista una cuarta en esta misma zona.

Estas infraestructuras pretenden dar una solución al aumento de tráfico en esta zona. La carretera de Campomayor ya no es solo un acceso más a la ciudad. En los últimos meses se ha convertido en que el triángulo que forman El Nevero, la Plataforma Logística y la A-5. Esto exige reorganizar el tráfico en esta vía.

 

Fotos

Vídeos