Un mandato muy ameno

Toma de posesión del bastón de mando por la alcaldía de Badajoz de Francsico Javier Fragoso:: C.M./
Toma de posesión del bastón de mando por la alcaldía de Badajoz de Francsico Javier Fragoso:: C.M.
J. LÓPEZ-LAGO

Quince días parece que no bastaban para poner de acuerdo a los concejales de los partidos elegidos y ni siquiera hoy dan la sensación de haberse entendido para dirigir la ciudad, por lo que intuyo que seguirán polemizando fuera de plazo hasta que nos vayamos de vacaciones.

Nos está quedando una ciudad de lo más variada y amena políticamente hablando. No hay más que leer los titulares que rodean esta columna para anticipar un mandato a trompicones.

Estamos a martes y nos han empezando a bajar las pulsaciones después del desenlace conocido el sábado, cuando supimos que PP y Cs se repartirán la Alcaldía dos años cada uno. Parece imaginativo, pero suena a apaño de última hora.

Me pregunto si esto permitirá ser gobierno y oposición en la misma mañana, un desdoblamiento que otros ediles que no tragaban a sus compañeros nunca pudieron ejercer para no ser desleales con sus siglas. Antes te quejabas al concejal de Limpieza de que alguien abandonaba la bolsa de basura en la puerta de su casa y a éste no le salía reconocer que la culpa era del concejal de Policía Local, que no multaba.

Ahora si el concejal de Urbanismo es de un partido podrá criticar al de Personal, que es de otro, porque no le aumenta la plantilla y por su culpa se atasca el servicio. Si el edil de Deportes recibe quejas de que no hay agua en las duchas podrá decir en público que el de Vías y Obras, del partido contrario, no le cambia la tubería, ...en fin un gazpacho de lo más impredecible en un Consistorio acostumbrado a mirarse el ombligo en privado. Integrar varios partidos en el gobierno local suena precioso, pero está por ver que sea la fórmula más eficaz para la ciudad más importante de Extremadura, que lleva demasiados años huérfana de liderazgo.

Hace tiempo que muchos pacenses creen que sentir su ciudad es exclamar ¡hala! cuando te deslumbran focos de colores. Otros reniegan de la política, votaron por responsabilidad y estos días solo recuperan el ánimo abrazando la Alcazaba.