La limpieza de los arroyos está pendiente de que se firme el contrato de los parques del río