La limitación a 30 kilómetros se extiende a todos los carriles de Sinforiano Madroñero en Badajoz

La limitación rige ya en todos los carriles de circulación de la avenida. :: /J. V. Arnelas
La limitación rige ya en todos los carriles de circulación de la avenida. :: / J. V. Arnelas

La Policía Local implantó esta norma de forma provisional tras el último asfaltado y ahora la hace definitiva tras comprobar que reduce los atropellos

Evaristo Fdez. de Vega
EVARISTO FDEZ. DE VEGABadajoz

El Ayuntamiento de Badajoz ha decidido limitar a 30 kilómetros por hora la velocidad máxima en todos los carriles de circulación de la avenida Sinforiano Madroñero. Esa medida ya se implantó de forma provisional cuando los tramos en peor estado fueron asfaltados y ahora se convierte en definitiva. «En estos meses de prueba hemos comprobado que está funcionando bien, los atropellos se han reducido y creemos que está siendo eficaz», justifica la concejala de Policía Local, María José Solana.

Más información

Su respuesta explica el cambio que se introdujo el pasado mes de abril coincidiendo con la campaña de asfaltado que se realizó en la avenida. En ese momento fue mejorado el firme de varios tramos y se repuso la pintura blanca para que los carriles quedaran perfectamente delimitados. También se colocaron nuevas señales de limitación de velocidad a 30 kilómetros por hora en cada uno de los tramos, una a la derecha y otra a la izquierda. En la práctica, eso suponía que la merma en la velocidad máxima afectaba a todos los carriles comprendidos entre las dos señales.

El cambio pasó desapercibido para la mayoría de los usuarios de la avenida, que echaban en falta la señal horizontal (pintada en la calzada) de 30 km/h que hasta ese momento limitaba la velocidad en el carril exterior. Ese vial se diferenciaba del resto porque en las bandas de goma reductoras de velocidad se dejó un hueco central para permitir el paso de las bicicletas y las motocicletas.

Ese carril compartido era en ese momento el único en el que no se podían sobrepasar los 30 kilómetros por hora. Pero en la reordenación de mediados de este año cambió la señalización y desde entonces la limitación rige en todos los carriles a pesar de que la mayoría los usuarios desconocen la obligación de no rebasar esa velocidad.

De hecho, un vehículo que recorra Sinforiano Madroñero a 30 kilómetros por hora probablemente sea sobrepasado por varios vehículos puesto que son muchos los conductores que desconoce la limitación y se mueven a una velocidad mayor en los pequeños tramos de asfalto donde no existen pasos de peatones resaltados ni bandas reductoras.

Ahora, con la confirmación oficial de que ésa es la velocidad máxima definitiva, se resuelve por fin la duda de quienes desconocían si las señales verticales son de obligado cumplimiento en toda la avenida.

María José Solana entiende que la reducción de la velocidad máxima convierte en obligatoria una conducta que se generalizó desde que se creó el tercer carril de circulación. «Con esa anchura es imposible circular a más de 30 kilómetros por hora salvo que se vaya a lo loco porque unos pasos de peatones están resaltados y los otros tienen bandas reductoras y eso obliga a extremar la prudencia».

Puede haber controles

Hasta el momento, los controles de velocidad en Sinforiano Madroñero han sido limitados, pero desde la Concejalía de Policía Local se indica que esta avenida recibirá un trato similar al del resto de viales de la ciudad, por lo que se tomarán las medidas necesarias para garantizar la seguridad de los ciclistas y también de los peatones. Por tanto, será utilizado el radar si se considera necesario.

El superintendente de la Policía Local, Rubén Muñoz, ha recordado que a inicios de 2017, cuando se creó el carril compartido, ya se hizo un control de velocidad exclusivo en esos viales exteriores y se comprobó que los vehículos respetaban la limitación implantada entonces.

Esos controles de velocidad se pueden realizar ahora con los tres carriles, pero la Concejalía de Policía Local entiende que la propia configuración de la avenida ha logrado limitar de forma automática la velocidad de circulación. «Con carriles estrechos no se puede correr, eso es una evidencia».

María José Solana indica también que la creación de un tercer carril también ha logrado acabar con las retenciones que se producían en la avenida Sinforiano Madroñero en las horas de más tráfico. «Y también se han reducido los accidentes, en la rotonda de Isabel de Portugal ha habido dos pero en Sinforiano Madroñero sólo se ha producido este año un atropello».

Desde su concejalía se concluye que la reducción de la velocidad a 30 kilómetros por hora responde también a la recomendación realizada por la Dirección General de Tráfico para los cascos antiguos de todas las ciudades. «Estamos hablando de seguridad», concluye