Las librerías de mi vida

Las librerías de mi vida
JOSÉ MANUEL SITO LERATE

Las recuerdo tales como eran, cuando en papel de regalo me envolvieron los primeros libros que leí. Que sí, que ahora recuerdo librerías de Badajoz como la Ibérica, aunque las dos más significativas en mi juventud fueron Arqueros, frente a la Diputación, donde con el primer dinero que gané dando clases de teatro me compré el Diccionario Bompiani de autores literarios; y la librería Alianza, de la que era dueño mi amigo Carlos Doncel, el cual me comentó más de una vez que el segundo libro de autores extremeños más vendidos en la Feria del Libro de Badajoz del año 1995 fue uno mío: 'El ala de tu fuga'.

Pero no me olvido además de una librería de Madrid en la Gran Vía. Porque gracias a no olvidarme de un tiempo que acaso fue, hoy sé que ese tiempo había sido, y no dejo de hacer referencia -sin nombrarlos- a esos cinco o seis títulos más magistrales que leí entonces, mientras magníficas casualidades las que depara el destino, pues ahora mismo los desempolvé, y ya presumo de que con avidez repetiré sus lecturas, porque poco importa no recordar una cacharrería, acaso un fotomatón, incluso un museo de cera, mas jamás olvidaré un dialogo teatral acertado, ni un poema a mi juicio excelente. Pero ahondando más, ¿qué han sido los libros para mí? Primero un confesionario, después mi mejor parvulario, escuela, colegio e instituto, donde descubrí aquello que como estudiante los libros de texto no me enseñaron, por eso hoy intento devolverle a la literatura escribiendo lo que gracias a ella leyendo aprendí, pues cuando todo a lo mejor se volvía en mi contra fueron ellas las librerías badajocenses las que nunca me decepcionaron. Y aquí ahora mismo lo agradezco, con estas trescientas seis sucintas palabras, y un reverencial silencio literario.

 

Fotos

Vídeos