Juzgan al director de una oficina bancaria en Los Santos acusado de apropiarse de 50.000 euros

La Fiscalía lo acusa de hacer 30 movimientos en dos cuentas bancarias mientras dirigía la oficina de Banesto en Los Santos de Maimona

Evaristo Fdez. de Vega
EVARISTO FDEZ. DE VEGABadajoz

Cuatro años de prisión es la pena que solicita la Fiscalía para el exdirector de la oficina de Banesto en Los Santos de Maimona, quien se sentará este jueves en el banquillo acusado de realizar reintegros fraudulentos en las cuentas de dos clientes por un importe global de casi 50.000 euros.

En el escrito de acusación pública se recoge que el autor de estos hechos es Rafael M. G., director entonces de la oficina de Banesto (ahora Banco de Santander) de Los Santos de Maimona. «Aprovechando la situación privilegiada y de confianza que le daba su cargo y con intención de lucrarse económicamente, confeccionó reintegros y documentos de disposición, a sabiendas de su mendacidad, sin la correspondiente firma de los clientes».

De ese modo, entre el 21 de octubre de 2010 y el 15 de julio de 2011 realizó doce reintegros distintos en la cuenta de una clienta de la entidad por un montante global de 41.787 euros, dos disposiciones más en las que no consta el reintegro por 2.328 euros, y otros ingresos fuera de la operativa normal del banco que ascendieron a 25.064 euros.

En otra cuenta bancaria perteneciente a un cliente distinto realizó otros diez reintegros sin firmar entre octubre de 2010 y junio de 2011 por un valor de 4.590 euros, dos reintegros de los que no se localiza el documento y cuatro reintegros firmados fuera de la operativa normal del banco. En total, más de 18.000 euros.

En el escrito de acusación se indica que la mayoría de las disposiciones de dinero fueron abonadas en la cuenta perteneciente a una sociedad limitada.

Como consecuencia de estas operaciones «no consentidas», la entidad bancaria se vio obligada a abonar a los dos clientes afectados casi 50.000 euros: en el primero caso, devolvió a la clienta 46.378 euros, mientras que en el segundo le reintegró 3.000 euros, «cantidad de la que se apropió el acusado y que no fue ingresada en la cuenta de ese cliente a pesar de haberle emitido el acusado el correspondiente justificante acreditativo del ingreso en cuenta».

La Fiscalía califica estos hechos como un delito continuado de falsedad en documento mercantil en concurso medial con un delito continuado de apropiación indebida, hechos para los que propone una pena de cuatro años de cárcel y el pago de una multa de 3.000 euros a razón de 10 euros diarios durante un plazo de 10 meses.

Devolver el dinero

Además, pide que el acusado indemnice al Banco de Santander con los 49.378 euros de los que se apropió ilegalmente.

En el juicio señalado para este jueves 13 de septiembre han sido citados tanto el encausado como los clientes perjudicados y las personas que dirigían la sociedad limitada poseedora de la cuenta en la que fue abonado el dinero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos