Un juzgado suspende la primera prueba de la oposición de Policía Local en Badajoz

Oposiciones a la Policía Local en marzo del año pasado./HOY
Oposiciones a la Policía Local en marzo del año pasado. / HOY

La decisión ha afectado a los 440 aspirantes que estaban llamados a participar en el proceso de selección para cubrir 47 plazas de Policía Local

Rocío Romero
ROCÍO ROMEROBadajoz

440 personas estaban llamadas a participar en el proceso de selección para cubrir 47 plazas de Policía Local en Badajoz. El primer ejercicio, que consta de las pruebas físicas, se iba a realizar el próximo día 13. Pero el Ayuntamiento lo ha aplazado sin fecha ante la suspensión decidida por el juzgado de lo Contencioso Administrativo Número 2 de la ciudad. De momento, no hay día marcado para realizar este primer ejercicio, las oposiciones quedan paralizadas y se retrasa la incorporación de los agentes a la plantilla.

Se debe a una demanda presentada por el sindicato USO por presuntas irregularidades en las bases de la convocatoria. Se basa en dos aspectos. Por un lado, considera que el sistema de designación de los miembros del tribunal no se ajusta a la Ley de Función Pública de Extremadura. Por otro, que el orden de las pruebas de las que se compone el proceso selectivo no se ajusta a las normas.

Por ello, el juzgado decide la suspensión cautelarísima de la oposición. Si siguiera adelante y después el juzgado estimara que el sindicato tiene razón se produciría un «perjuicio irreparable» a los opositores.

Desde el Ayuntamiento defienden que las bases están redactadas por técnicos municipales que saben lo que hacen y que, además, están basadas en la Ley de Coordinación de Policías Locales de Extremadura del año 2017 y las normas marco. Desde el Ayuntamiento apuntan a que si existe legislación específica hay que recurrir a esta en lugar de guiarse por la Ley de Función Pública.

El alcalde apunta a que el juez podría mantener el veto al proceso hasta que se resuelva el juicio, fijado para mediados de julio

Según la concejala de Policía Local, María José Solana, es lógico que el juzgado tome esta decisión porque carece de tiempo para analizar el fondo de la cuestión hasta el próximo jueves, que era el día de la primera prueba.

La Asesoría Jurídica del Ayuntamiento está trabajando para presentar las alegaciones, que pueden llevar al juzgado en un plazo de tres días. En el caso de que el juez levante la suspensión sería ya imposible que el examen se desarrollara porque la convocatoria nueva debe publicarse en el Boletín Oficial de la Provincia con un mínimo de 48 horas antes de su celebración.«No salen las cuentas», explica Solana. Aunque la paralización se puede retrasar hasta que se resuelva el juicio, que está señalado para mediados de julio.

Esta dilación, según advirtió ayer el alcalde, puede hacer que los nuevos agentes no puedan comenzar el curso obligatorio en la Academia de Seguridad Pública de Extremadura de septiembre. Habría que esperar, por tanto, a la siguiente convocatoria. La idea inicial del Ayuntamiento es que los agentes pudieran incorporarse a la plantilla una vez finalizado ese curso y realizadas las prácticas, a finales de diciembre. Pero este revés puede demorar su incorporación.

Esta prueba que ha quedado sin fecha es la primera de cinco exámenes. A la física le seguirán la teórica, otra práctica, una psicotécnica y una médica. Todas son eliminatorias.

Hay bastantes aspirantes de fuera de la ciudad, que tenían los hoteles reservados para la próxima semana

El alcalde en funciones, Francisco Fragoso, advierte que existe mala fe por parte del sindicato dado que la convocatoria se conoce desde octubre, cuando sacaron a concurso seis plazas, y en febrero se publicó la ampliación a 47. Pero ha esperado a llevar sus reticencias al juzgado hasta ahora. De hecho, quiere pedir que el sindicato afronte las costas judiciales.

«Han apurado el plazo todo lo que podían en los seis meses antes del primer examen para hacer el mayor daño posible a la ciudad y a los opositores, bueno pues allá la conciencia de cada uno», afirmó el regidor. Fragoso apuntó que tiene «absoluta tranquilidad» porque son los servicios jurídicos y técnicos quienes se dedican a realizar las bases de las convocatorias y saben lo que hacen.

«A mí me da la impresión, y lo quiero trasladar así con toda la sinceridad que me permite esta etapa, de que aquí lo que ha habido es mucha mala fe por parte de un sindicato que ha esperado a casi el sexto mes, cuando ya podía haber presentado las alegaciones en enero, en febrero o en marzo», aseguró. Dijo que hay opositores con hoteles reservados, dado que hay muchos aspirantes de fuera de la ciudad pacense.

El alcalde en funciones subrayó que el sindicato ya tenía dudas sobre las bases de la convocatoria, dado que las presentó por la vía administrativa. «Pero lo hace ahora en la vía judicial para intentar utilizar estas fechas para generar alboroto», dijo.