La Junta también reformará la residencia de La Granadilla además de ampliarla

El edificio de La Granadilla, donde se plantea su ampliación y reforma. :: hoy/
El edificio de La Granadilla, donde se plantea su ampliación y reforma. :: hoy

Vergeles presenta el proyecto de obras, aunque aún deben sacar a concurso su ejecución

Rocío Romero
ROCÍO ROMEROBadajoz

Ya hay proyecto para ampliar y reformar la residencia de mayores de La Granadilla, aunque aún no hay fecha para comenzar las obras. Para eso es necesario sacar a concurso su ejecución. Si todo va bien, el procedimiento puede durar unos seis meses. A esto habría que sumar los dos años en los que están calculadas las obras. Si no surgen inconvenientes podría estar listo en 2021.

De todas formas, de momento la Junta debe presentar el proyecto de ejecución ante el Ayuntamiento para que este le pueda conceder la licencia de obras. Y después, publicar el concurso de obras. La inversión que plantea el Ejecutivo regional se ha disparado a 7,5 millones de euros, lo que obliga a su publicación en el boletín oficial de las comunidades europeas. Al tratarse de un importe tan alto, el procedimiento es algo más extenso que otras adjudicaciones.

Así que no existe fecha de inicio de las obras. Aunque sí proyecto básico que marca las líneas generales de cómo será. El consejero de Sanidad, José María Vergeles, y el alcalde, Francisco Fragoso, lo presentaron ayer. La inversión depende de la administración regional, aunque el alcalde apoya el proyecto y afirma que agilizará la concesión de la licencia una vez que el Sepad presente los documentos que le faltan.

El SES creará en este centro 84 plazas y concertará otras cien en residencias privadas

Con esta ampliación, la Junta intenta paliar el déficit de plazas en residencias públicas en la ciudad. El consejero de Sanidad, José María Vergeles, cifró la necesidad en 336 plazas, aunque el alcalde, Francisco Fragoso, elevó la carencia a 500 camas.

La ampliación dotará al complejo de 84 plazas más. De ellas cuatro serán para enfermería y 80 residenciales. Una vez que esté reformado todo el complejo llegarán al centenar. En la actualidad hay 110 personas en la lista de espera de la Granadilla. Una vez ampliado el edificio harían falta otras 236 plazas.

Por ello, el SES concertará un centenar de plazas en centros privados para personas con demencia. El alcalde planteó la necesidad de agilizar esos convenios con las residencias privadas para atender las peticiones que surjan durante las obras.

Por otro lado, Vergeles se refirió a la creación de otra residencia para personas no dependientes con otras 100 plazas. El Ayuntamiento cedería los terrenos en una parcela de Valdepasillas aún por determinar.

El consejero, José María Vergeles, explicó que evitarán la sobreocupación durante la reforma de La Granadilla. Esta comenzará por la ampliación del edificio nuevo, anejo al actual, y continuarán por este último. El objetivo es minimizar las molestias a los usuarios.

El nuevo edificio de 3.500 metros cuadrados se conectará con el actual. Este ofrecerá las 84 plazas nuevas. De ellas, 24 se destinarán a una unidad de demencia senil, ocho para dependencia física, 48 residenciales y cuatro para enfermería.

El proyecto plantea nuevas salas de estar, de comedor y para realizar terapias independientes en cada área. También habrá salas de visitas y recepción para el centro de día. Habrá, además, instalaciones para generar energía fotovoltaica y cien plazas más de aparcamiento.

Por otro lado, el Sepad reformará el edificio actual, que se inauguró hace cuatro décadas. La rehabilitación llegará a las cocinas, lavandería, dependencias de administración, salón de actos, almacenes... Quieren mejorar la climatización y para eso cambiarán las ventanas en todas las plantas del inmueble.

Sustituirán los ascensores, mejorarán la iluminación y los sistemas contraincendios.

Las reformas llegarán también a las habitaciones ya construidas. De las plantas quinta a séptima convertirán en individuales las que ahora son dobles.

El consejero explicó que los profesionales de la residencia han indicado las necesidades para actualizar el edificio debido a su antigüedad y el aumento de casos de demencia.

La ciudad cuenta con siete residencias para mayores: una pública y seis privadas. Ofrecen, en total, 1.012 plazas (331 para autónomos y 681 para dependientes). Solo 174 son públicas, por lo que ayer reconocieron que es una situación que deben zanjar con nuevas infraestructuras.

 

Fotos

Vídeos