Inquietud entre los vecinos del Cerro Gordo por los robos en vehículos

Inquietud entre los vecinos del Cerro Gordo por los robos en vehículos

La Policía Nacional confirma que ha habido varias denuncias en la zona, pero que no considera la situación como alarmante

Natalia Reigadas
NATALIA REIGADASBadajoz

Los coches vuelven a ser la principal preocupación de los vecinos del Cerro Gordo. En un barrio donde al menos hay un vehículo en cada casa, en muchas dos, los conflictos por dónde aparcar son constantes y el último miedo de los residentes de la urbanización son los robos. Ha habido varios casos de turismos que han aparecido forzados para sustraer los objetos del interior.

La Policía Nacional confirma que ha recibido varias denuncias por casos de este tipo, pero asegura que no se trata de una cifra alarmante. En el barrio, sin embargo, hay inquietud porque no es la primera vez que sufren robos en los coches y motos, incluso dentro de los garajes de los bloques de pisos.

Uno de los vecinos que ha denunciado la situación relaciona directamente estos robos con las zonas donde deben aparcar los vehículos y a la falta de vigilancia en las mismas. En el barrio hay varias calles estrechas, especialmente las de los chalets unifamiliares, donde está prohibido estacionar. Hay muchos coches en la urbanización por lo que parte de los conductores se ven obligados en el exterior, en las zonas con menos afluencia. Los afectados señalan que son vías donde los turismos están más desprotegidos y es más fácil poder acceder a ellos sin ser visto.

«Son zonas grandes donde no pasa nadie, están lejos de las casas y los coches están a huevo», se lamenta un vecino del Cerro Gordo que no quiere identificarse por los problemas de seguridad que hay actualmente en su zona. Este residente afirma que ha habido varios vecinos afectados y pide más vigilancia policial. «Si nos obligan a aparcar en esa zona, al menos que pasen a vigilar».

Los residentes relacionan los incidentes con la falta de vigilancia donde aparcan

Multas por aparcar mal

El conflicto por los aparcamientos lleva en marcha varios años, pero empeoró en el mes de abril. En una noche la Policía Local impuso más de un centenar de multas en varias calles donde está prohibido aparcar, pero donde los vecinos solían dejar los coches para tenerlos cerca en lugar de llevarlos a los solares y calles más alejadas.

Desde esta campaña de multas, las infracciones han bajado y hay más vecinos que dejan los coches en las zonas autorizadas, pero están molestos porque relacionan los robos con esta circunstancia e insisten en que el Ayuntamiento de Badajoz reorganice el tráfico en este barrio para permitir que se pueda aparcar en las vías que actualmente cuentan con líneas amarillas.

Otra petición constante en el barrio es que haya más presencia policial. «Es un barrio tranquilo, pero sí que ha habido muchos problemas con los coches, que rompen un cristal, que entran en un garaje, se llevan una rueda. Es porque estamos muy desprotegidos», se lamenta Marina Carapeto, vecina del Cerro Gordo. «Cualquier pueblo con el tamaño que tiene esta urbanización tendría más presencia policial seguro».

Mientras Marina está en el parque con uno de sus hijos, el pequeño, saluda a otro vecino, FranciscoLuján, un jubilado. Este pacense también cree que la vigilancia es limitada en la zona. «Y estamos muy lejos de cualquier sitio. Te sientes aquí más desprotegido». Luján, además, pide, en general, que se preste más atención a esta urbanización del extrarradio. «Aquí vive muchísima gente joven, es un barrio con muchas posibilidades, pero le tienen que poner más cariño que cuando no son las cucarachas, son los incendios porque esto está sin podar. Un poco más de mantenimiento».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos