Los incendios vuelven a rodear La Banasta y Las Vaguadas de Badajoz

Dos vecinos pasean junto al camino entre La Banasta y Las Vaguadas, junto al terreno que ardió. :: /PAKOPÍ
Dos vecinos pasean junto al camino entre La Banasta y Las Vaguadas, junto al terreno que ardió. :: / PAKOPÍ

El peligro está en los terrenos donde no se hacen cortafuegos y los afectados piden que los propietarios cumplan con la normativa

Natalia Reigadas
NATALIA REIGADASBadajoz

Este lunes, una familia tuvo que abandonar su casa en Las Vaguadas porque un incendio que calcinó diez hectáreas entró en su jardín. El año pasado tuvieron que ser atendidos tres vecinos de esta misma urbanización porque el fuego calcinó sus setos e inhalaron humo. En 2017, ardieron los terrenos cercanos y las llamas devoraron dos coches. Los incendios de pastos son una preocupación para los vecinos de la carretera de Valverde y un año más vuelven a situar Las Vaguadas y La Banasta.

La zona más peligrosa es la que hay entre ambos barrios, donde se produjo el último incendio. Estas parcelas arden prácticamente todos los veranos. Los vecinos destacan que hay terrenos cuyos propietarios cumplen la normativa y crean cortafuegos para que las llamas no se acerquen a las casas o a la carretera. Sin embargo otros permiten que la maleza crezca sin control incluso al borde de las urbanizaciones. Este fue el caso del pasado lunes. Los bomberos creen que el fuego comenzó en unos montones de maleza que habían sido cortados, pero no retirados y se extendió rápidamente hasta los setos de un chalet, entrando en el jardín y causando daños dentro de esta parcela.

Los residentes de estos barrios culpan a los propietarios de las parcelas que están descuidadas. La mayoría señalan que la normativa del Ayuntamiento que obliga a crear cortafuegos ha mejorado la situación, pero que los infractores hacen que sigan viviendo con ese peligro.

«Desbrozo la zona junto a mi seto yo misma, pero el año pasado ardió»

«Desbrozo la zona junto a mi seto yo misma, pero el año pasado ardió» Soledad Iglesia | Vecina

«Los dueños de terrenos deberían arreglar sus parcelas»

«Los dueños de terrenos deberían arreglar sus parcelas» Modesto Pérez | Vecino

Pedro Palomo, de la Asociación de Vecinos de Las Vaguadas, señala que siguen sufriendo bastantes fuegos. Dice que el Ayuntamiento ha trabajado para que se reduzcan, pero tacha de irresponsables a los propietarios de terrenos que no desbrozan. En cuanto a las causas, este representante vecinal detalla que muchos de los fuegos suelen comenzar junto a la carretera, ya sea la de La Banasta o la de Valverde, por lo que cree que se trata de imprudencias, como lanzar colillas desde los coches.

Este miembro de la Asociación de Vecinos de Las Vaguadas cuenta que hay muchos residentes cansados por ver como los incendios se repiten año a año y que temen que este 2019 aún quedan varias zonas por arder.

Convivir con el fuego

Soledad de la Iglesia es vecina de Las Vaguadas desde que era una niña. Además de tener su vivienda, también su negocio está en la zona, una escuela de equitación. Está tan acostumbrada al fuego que hasta en dos ocasiones se ha encontrado apagando los setos de su casa con una manguera. «Desbrozo yo misma el terreno que tengo delante de casa, una zona que da hacia la carretera de Valverde. Los limpiamos para que no arda, pero el año pasado el fuego saltó desde el otro lado de la carretera y me quemó los árboles. Estábamos en casa mi hermano y yo y sacamos las mangueras y nos pusimos a apagarlo hasta que vinieron los bomberos», detalla esta vecina.

Manuel Grande, vecino de La Banasta, se vio en una situación parecida hace tres años. Entonces el fuego rozó varias casas de su barrio. «Y varios vecinos sacamos una manguera del patio e intentamos que no prendiese fuego a los toldos porque podía llevarse por delante varias viviendas», recuerda este residente.

En general, todos los vecinos de esta zona han tenido algún encontronazo cercano con un incendio de pastos. «Es habitual, casi normal. Los propietarios deberían desbrozar sus terrenos», añade Modesto Juan Pérez, residente en Las Vaguadas desde hace 19 años.