La huelga apenas afecta a la recogida de basuras, pero sí a la limpieza de las calles