La historia de la música más nostálgica del mundo

Exposición sobre el fado en el Colegio de Abogados. :: j.v.arnelas/
Exposición sobre el fado en el Colegio de Abogados. :: j.v.arnelas

Miriam F. Rua
MIRIAM F. RUA

Saudade es una palabra portuguesa que no se puede traducir de forma literal a ningún idioma. En español sería algo así como la nostalgia o más precisamente como la morriña gallega. Saudade habla del carácter del portugués, de su manera de sentir y la mejor forma de comprender el concepto es escuchando fado, el rey de la música portuguesa.

Los sones de la nostalgia también han sido los reyes de la semana cultural de Badajoz, junto con el flamenco, ambos protagonistas del festival que en la noche de este sábado cerraron el mano a mano entre Mercé y Tomatito y la joven voz de la estirpe de Amália Rodrigues, Gaspar Varela. Pero si se han quedado con ganas de más, si quieren saber cómo nacieron las casas de fados, que hoy son un 'must' del turismo lisboeta tan de moda o cómo sortearon los fadistas la censura durante la dictadura de Salazar, hasta el 26 de este mes se puede visitar una exposición dedicada al género musical portugués.

La muestra, titulada 'Fado, patrimonio de la Humanidad' puede verse en el patio del Colegio de Abogados de Badajoz (en la calle Martín Cansado) en horario de mañana de 9.00 a 14.00 horas.

Francisco Vaz vuelve a la pintura con 'Síntesis', una serie de cuadros abstractos y coloristas

A través de 22 paneles explicativos se cuenta el origen de este género musical, su presencia en teatro y casas de fado, la importancia de la radio para su difusión o la contribución de poetas lusos a las letras de las canciones. También se descubren las figuras que han exportado la canción portuguesa fuera de sus fronteras como Amália Rodrigues y Carlos de Carmo y los que hoy fusionan el fado para que nunca pase de moda, como Mariza o Dulce Pontes.

El otro protagonista musical de la semana ha sido el jazz. Sonó el jueves por partida doble y al aire libre. En el patio del MUBA éxito absoluto como es habitual. Su ciclo de conciertos de verano, que suma ya 17 julios, tiene una parroquia de fieles seguidores que no faltan a la cita musical de los jueves.

Esta semana sobre el escenario se ha subido el grupo de jazz latino Pacombo Latino, que en esta ocasión ha contado con el trompetista cubano afincado en Alemania, Yulilesky González, y con la colaboración de Juan Francisco Chaves (trompeta) y de David Taboada (trombón). El conjunto hizo sonar los clásicos del jazz, el blues y el funky con la salsa y los ritmos afrocubanos. El último concierto del ciclo del MUBA será el jueves que viene y como ya es tradición, será con música gospel de la mano de 'Calvin Lee & American Gospel Singers'.

El jazz más purista se escuchó en otro patio, el del restaurante Masumi Convento. Javier Alcántara Trío puso la banda sonora al último concierto del ciclo de noches de jazz y sushi, que han amenizado las cenas de los jueves de la primavera y de parte del verano.

Del realismo a la abstracción

Y de la música a la pintura, con dos exposiciones en la ciudad que bien merecen una visita. Una realista, la que firma el pintor pacense Miguel Durán Plaza, que enseña sus paisajes al óleo en el Museo de la Ciudad Luis de Morales. El visitador médico ya jubilado de 84 años expone 25 cuadros que reproducen la naturaleza extremeña del Salto del Gitano, el río Jerte, del embalse de la Serena o del castillo de Feria con otros más lejanos como los paisajes de Asturias o Tenerife.

La muestra de este artista, que tiene su taller en el pasaje de Juan Carlos I, estará abierta hasta el próximo viernes, día 12, en horario de 10 a 14 y de 17 a 20 horas de martes a sábado y los domingos, solo en horario de mañana.

Y de la visión realista de Durán a la imaginación colorista y abstracta del polifacético Francisco Vaz, quien ha vuelto al lienzo con una exposición en el Espacio CB Arte, la nueva sala cultural recientemente abierta por la Fundación CB en la avenida Santa Marina.

La muestra de cuadros hechos al óleo y acrílicos se llama 'Síntesis' y en ella el artista, escritor, médico y catedrático de Psiquiatría mezcla las técnicas e influencias del pasado que ha sabido renovar con el paso del tiempo y con su propia evolución personal.

El decano de la Facultad de Medicina se formó durante ocho años en la Escuela de Artes y Oficios Adelardo Covarsí. Su producción artística, que se ha exhibido en ciudades como Badajoz, Madrid, Lisboa, Soria o Medinaceli, es ecléctica e irregular, ya que la ha compaginado con la literatura.

Y en esta semana también hay lugar para el deporte, con la escuela de verano puesta en marcha por el Ayuntamiento que mantiene en forma a 600 mayores durante todo este mes. Gimnasia acuática, pádel, tiro con arco, tenis de mesa, petanca diurna y nocturna o yoga, que es la actividad que se incluye en esta página. Se imparten al aire libre, en pabellones deportivos municipales y en los centros de mayores de algunos barrios.